Páginas vistas en total

jueves, 3 de agosto de 2017

FEDERICO BARQUERO, EL DISEÑO CON EL CORAZÓN

Federico Barquero lleva veinte años haciendo el diseño oficial del Ayuntamiento alcalaíno. Cientos y cientos de trabajos han salido de su mente en este tiempo y el pasado miércoles, 2 de agosto, presentó un libro, denominado ‘Se escribe diseño, se pronuncia pasión’ donde reúne gran parte de su vida laboral para que quede testimonio de esto que forma parte de la historia alcalaína. Para la presentación del libro, se realizó un acto, dentro de los Festivales de Agosto, que tuvo lugar en el Palacio Abacial y una exposición en la que reúne una muestra de su obra. Allí, estaban algunos de sus amigos incondicionales y el alcalde del municipio, el socialista Carlos Hinojosa; el diputado provincial y concejal de Patrimonio, Juan Ángel Pérez Arjona; el concejal de Cultura, Juan Francisco Martínez y el maestro Luis Sanjuán.
Juan Francisco Martínez comenzó diciendo que el libro y la exposición hacían un recorrido por los veinte años de diseño gráfico del Ayuntamiento y añadió que fue un grandísimo acierto cuidar la imagen del Consistorio, de la Corporación y en definitiva del municipio. Por su parte, Luis Sanjuán como amigo del diseñador dijo que Federico Barquero tenía la costumbre de no dejar indiferente a nadie y citó que ‘la belleza reside en el interior del que la contempla’ y calificó este trabajo de esfuerzo y realidad ‘hecho con gratitud por haber confiado en su autor que se abre y abre su ser íntimo a cada uno, conocerse a sí mismo, se estima como la mayor de las sabidurías’. Siguió hablando de los estudios de Federico Barquero en Granada y Milán que fueron un antes y un después en su vida creativa. También hizo hincapié en que Barquero ha sido siempre muy generoso que todo lo ha compartido, con amigos, con gente que conoce y sobre todo con esa Casa Grande que es el Ayuntamiento y que ha sido la catapulta donde ha realizado su creatividad. Definió al autor como sencillo, tranquilo, a veces rompedor y casi siempre con un aire provocativo, otras se muestra como un ser inquieto y con una personalidad especial y sobre todo arrolladora. ‘Es un creador, es un artista, es un pintor, pero también, y aunque le pese un chatarrero del arte y puede pasar de ser tremendamente detallista a lo más conceptual posible’.
Finalmente nombró momentos de su creatividad artística, uno de ellos en el año 1993 cuando inició una etapa creativa con la portada y el trabajo en el programa de la Patrona de Alcalá la Real, un momento decisivo y grande y lleno de valor y de coraje como lanzándose al vacío. Un segundo momento cuando diseñó el aparcamiento del Paseo ‘donde todos estamos sentados’ y otro momento con el diseño de las célebres rotondas del Chare y del Lidlt que a nadie dejaron indiferente. Y finalmente dijo que ‘en este personaje se manifiesta claramente el arte de vivir que no es ni más ni menos que el arte de pintar pero lógicamente sin boceto ninguno’. Después, un Federico Barquero muy emocionado, tomó la palabra y agradeció el acompañamiento de todos los que allí había y dijo ‘si de algo tengo que presumir, es de amigos, espero que valoréis el esfuerzo que para mí supone hablar en público, no os lo podéis imaginar para mí esto es un mal trago’. Después habló del libro y añadió que ‘el diseño para mí es una pasión y ojalá que todo el mundo hiciese su trabajo en lo que a uno le gusta y si este trabajo, además, es para promocionar Alcalá, entonces es lo máximo’. Habló de que ‘era importante recoger la obra en un libro porque si no se recogen las cosas, se difuminan’, para él, el diseño es todo, desde un traje, un globo, la copa, la mesa, la arquitectura. Finalmente agradeció a los presentes, y nombró a Pruden Rosales, a PPH, Luis Sanjuán, a su compañera Evangelina, Clemente, Inma Puche, a sus hijos, a su pareja, y por último al Ayuntamiento que siempre ha creído en el Gabinete, a todos los alcaldes y en especial a Juan Canovaca, Elena Víboras, Carlos Hinojosa.
El alcalde Carlos Hinojosa tomó la palabra y habló de la emoción ‘cuando uno se emociona, es que realmente le importa lo que está haciendo y cuando alguien que está acostumbrado a comunicar se emociona, significa que también lo está sintiendo y es lo que creo que recoge este libro’. Conozco a Federico Barquero desde que él tenía cuatro años, no hemos tenido una relación fluida, ha sido como una especie de etapas y he ido conociendo su obra, a través de los trabajos que ha realizado; a veces ha sido brillante, ha innovado e ‘impuesto’ una línea que alguna vez no ha sido comprendida, y creo que ha dado al Ayuntamiento de Alcalá la Real un estilo elegante, comprometido y único que se puede ver en la historia de sus diseños. Alcalá la Real tiene una marca que ha sido realizada por este hombre tímido pero que ha hablado con sus manos, sus pinceles y con sus instrumentos de diseño.

1 comentario:

  1. Mi enhorabuena a Federico como artista y como persona. Lo conozco de chiquitito, casi se puede decir que crecimos juntos. Yo me hospedaba en su casa cuando estudiaba bachiller en Alcala, allá por los años 19966 a 1972. guardo un excelente recuerdo de toda la familia de Federico. Un abrazo, Fede.

    ResponderEliminar