Páginas vistas en total

domingo, 7 de febrero de 2016

UN SABADO DE CARNAVAL PARA TODOS


 La jornada del Carnaval de ayer sábado se abrió a la calle y todos los actos se realizaron al aire libre, excepto el final y la entrega de premios que se hizo en el Silo de Cereales.
Ayer el Carnaval se hizo más social y no hubo que acudir al teatro Martínez Montañés para ver las comparsas y las chirigotas. Ayer el Carnaval se hizo más popular y todos los vecinos que intervinieron se igualaron en la plaza del Ayuntamiento, donde se había dispuesto un gran escenario y a partir de las 13:00 horas comenzó la fiesta. En un principio se vio dicha plaza un poco vacía pero más tarde se fue llenando y la estatua del escultor Martínez Montañés ‘se relajó’ y pudo apreciar el espectáculo con todos los visitantes a su lado.
También se había dispuesto un lugar para vender bebidas que lo regentaba los jóvenes de la cofradía de La Borriquilla y ellos mismos ofrecieron una secretaria a todos los presentes, una comida típica alcalaína que durante casi toda la mañana fue elaborada y después se sirvió a las 15:00 horas.
Allí, estaba Cristóbal, vestido con el uniforme azul de piloto de una línea aérea y un montón de azafatas que cantaban con fuerza, vestidas con sus uniformes vistosos. Pero Cristóbal contaba que era un gran ‘forofo’ del Carnaval y que lo vivía intensamente, hasta el punto de que se colocaba el disfraz en su casa, encendía el fuego de la chimenea y a través de Canal Sur vivía toda la madrugada la fiesta de este mes de febrero, pasándolo de muerte y bailando su particular Carnaval de cada año.
 Sobre las 13:30 horas la plaza del Ayuntamiento se fue animando y a pesar de que solo había dos establecimientos de bebidas que estaban abiertos, éstos hicieron su ‘agosto’ porque la multitud estaba ávida de beber cerveza y otras bebidas, animada por el sonido de la fiesta y con la alegría de sentirse vivos y poder disfrutar de una jornada más del Carnaval.
Las distintas comparsas y chirigotas fueron pasando por el escenario y cada vez acudía más gente, estando la plaza llena y atestada en medio de la tarde alcalaína.
La fiesta carnavalesca continuó a partir de las 19:00 horas, con el gran pasacalles  y concentración en el Ayuntamiento, todo el que quiso pudo participar en el concurso de disfraces infantil y adultos, fue como la unión del Carnaval oficial con el Carnaval popular e igualmente se hizo el entierro de la sardina.
Más tarde, todos se fueron trasladando hacia el sur, como una estela festiva, las comparsas, las chirigotas y los que iban por libre llegaron hasta el Silo de Cereales y se celebró el gran baile. 
El Carnaval alcalaíno es una de las expresiones festivas más importantes del año, durante varios días intervienen cientos de personas, unos preparados para la fiesta, otros surgen espontáneos y la plaza, la calle, la alegria se adueña de los corazones. La ilusión, el sueño, se van haciendo realidad y el trabajo de varios meses, de muchas personas que se divierten haciéndolo, sale a la calle para que lo disfrute un público, un pueblo entero.Carnaval, Carnaval, tú te vienes y tú te vas, y nosotros nos iremos y no volveremos más. El Carnaval sigue siendo una canción viva que da vida.




No hay comentarios:

Publicar un comentario