Páginas vistas en total

jueves, 18 de junio de 2015

CASI SIEMPRE HAY UNA OCASIÓN DE SUBIR AL ÚLTIMO TREN

El último pleno de la IX Legislatura aclaró algunas cosas y sobre todo dejó claro que algunos concejales socialistas no querían irse y han tenido que hacerlo. Hablo de Montserrat Moyano, Rafael Romero, Antonio López y algún otro.

Las primarias que se celebraron con la marcha de la Alcaldía de Elena Víboras y a las que acudieron Carlos Hinojosa y Juan Ángel Pérez Arjona, ganando el primero por tan solo seis votos, no trajo la paz en el socialismo alcalaíno y algo pasó que se rompió la cohesión interna del PSOE y se ha ido arrastrando hasta los últimos días porque se ve en el ambiente.

En el fondo, en el último pleno  se quedaron muchas preguntas sin respuesta, y que los ciudadanos alcalaínos, quizás, tenían que conocer. Y es verdad que se han marchado algunos socialistas sin querer hacerlo y en el fondo se ha vivido una división del PSOE alcalaíno que se ha querido tapar pero que ha aflorado en Alcalá la Real, no obstante la victoria del PSOE en las elecciones municipales el pasado 24 de mayo, ha intentado tapar la brecha abierta pero las huellas de esta división se siguen cerrando porque más en el fondo hay personas en la política alcalaína que han preferido salir con dignidad y  con la cabeza alta, antes que montar problemas entre caballeros.

A las personas que se han tenido que ir sin querer, se les ha quedado una cara triste y de añoranza, porque en la nueva legislatura habrá personas como Juan Ángel Pérez o José López que se han podido quedar y esto puede ser un agravio comparativo.

Pero creo que los hombres y mujeres que se han ido y no querían irse, han dado un ejemplo de dignidad y respeto y no se han rasgado las vestiduras ni han puesto el grito en el cielo. Todos se han sentido orgullosos del trabajo hecho, todos se  sienten orgullosos de haber representado a Alcalá la Real y como les dijo la socialista Ángeles Ferriz en un mitin de las elecciones autonómicas que a veces los que están en primera fila, tienen que dar un paso atrás para que otros entren.

Habrá otras ocasiones, habrá otras elecciones y habrá otros hombres y mujeres, como los que se han ido y los que van a llegar nuevos que intentarán dar lo mejor de ellos para que la vida sea cada vez mejor en este trozo de tierra, de tierra fronteriza, abacial y democrática.

No hay comentarios:

Publicar un comentario