Páginas vistas en total

domingo, 18 de noviembre de 2012

UN GRAN CONCIERTO PARA UN GRAN FIN



A veces los elementos se conjugan para dar alicientes a la vida y eso ocurrió en la tarde-noche del pasado sábado, cuando se unió la ‘Asociación Musical Pep Ventura’, Roko, Ferrara, Ana Muñoz, Javier Alba y muchos otros que llevaron la alegría y la emoción a todo el aforo que llenaba el teatro Martínez Montañés y con su acción una oleada de solidaridad a muchas personas que lo necesitan.

Todo ello formaba y forma parte de un concierto solidario en honor a Santa Cecilia 2012 y que hizo las delicias de los allí presentes porque pidieron una y otra vez que la orquesta y los cantantes volvieran a cantar y porque aplaudieron a rabiar a estos artistas que exhibieron una potente voz, con canciones que llegaron al alma y con todos los elementos a favor.

Mención a parte, merece el presentador, el maestro Luis Sanjuan Monforte, que ya tiene acostumbrados a los alcalaínos a sus buenas maneras en este arte de la presentación y para la ocasión lució pantalón vaquero, camiseta y ‘chupa’ de cuero, además de largas patillas que dieron forma a su ‘look’ de rock.

Y todos los hicieron bien, desde la Pep Ventura que sacó lo mejor de su repertorio e hizo vibrar a los presentes y eso se notaba porque en sus mentes repasaban las canciones y tatareaban entre sus labios. Pero no sólo fue la Pep Ventura, la coreografía y el baile de Laura Pérez, Antonio Baeza, Francisco Rosales, Jessica Sánchez y Almudena López, dieron un toque de distinción durante las dos funciones de este espectáculo.

Y_que decir de la cantante Ana Muñoz que ‘puso los pelos de punta’ al auditorio con su potente voz que iluminó todo el lugar del teatro y de Javier Alba que fue vitoreado varias veces.

Ferrara gustó mucho y dio una lección de gran cantante, con temas de ayer y de hoy.

Y en esto llegó Roko y transformó el escenario en un cabaret  y entusiasmó con ‘No se lo digas a mamá’ y la gente le dio las gracias por venir, de nuevo, a Alcalá y le silbó de alegría, por verla allí, y era real y respondió a la expectación que había levantado, con una gran sonrisa durante todas sus actuaciones y con una gran satisfacción de poder estar en su pueblo y poder contribuir a una buena causa.

En definitiva, creadores de música  que en su forma humana saben transmitir sus vivencias y sentimientos en notas y melodias. En su inspiración consiguen esa experiencia que quieren compartir a través de la música, porque solo este tipo de personas tienen el poder de transmitir aquello que no es posible hacerlo por palabras.

Fue una tarde-noche especial, donde las voces donde las voces de los cantantes y los sonidos de la orquesta dirigida por Jorge Molina que también actuó al piano, realizaron una conjugación de elementos que dieron alegría, emotividad, solidaridad a muchas almas y al mismo tiempo recaudaron un buen pellizco de dinero para que otras personas puedan tener, al menos, algunas medicinas u otros alimentos que llevar a sus cuerpos que han sido depauperados por muchas injusticias a lo largo y ancho de los últimos tiempos de nuestra historia contemporánea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario