Páginas vistas en total

viernes, 18 de diciembre de 2015

INMIGRANTES EN NAVIDAD

Estamos en Navidad, con una temporada de recolección de aceituna exprés y las calles se han llenado de alumbrado y macetas de adorno en los comercios y han semipeatonalizado la calle Fernando el Católico y por las vías y plazas se sienten los altavoces de los automóviles de las formaciones políticas que piden el voto una y otra vez. Cada cual con su tema, diciendo que van a arreglar lo que no han arreglado antes y los nuevos partidos ofrecen soluciones para todo.
En Alcalá la Real se han gastado 38.000 euros en el alumbrado público, mientras más de un centenar de personas duerme y vive en condiciones lamentables, pasando frío y situaciones que nadie quisiera para nosotros. Izquierda Unida y el Partido Popular han pedido que estas personas debieran pasar sus noches en algún local  de propiedad municipal de los muchos que hay en el municipio, alguien ha dicho que eso acarrearía un efecto de llamada que atraería a muchos más inmigrantes y podría ser que la situación fuese caótica. Pero no importa, los inmigrantes son mano de obra barata que trabajan con constancia y que no reivindican grandes cosas. Ellos son como nosotros, les gusta tener un móvil en el bolsillo, escuchar música, llevar zapatillas deportivas y poder trabajar aunque sea por poco dinero.
La beneficencia ha actuado en forma de caridad cristiana y asociaciones y cofradías han procurado ayudar a estas personas que andan por estas calles con mucho patrimonio y con una estrella brillante en todo lo alto de la fortaleza de la Mota.
Alcalá la Real es grande, tiene muchos monumentos, nos visitan muchas gentes de muchos lugares. Tiene un polígono industrial de los mejores de Andalucía, tiene un gobierno socialista que lleva ejerciendo más de 36 años y que también lleva diciendo que va a combatir el paro, la pobreza, etc., y quizás lo esté consiguiendo, pero tiempo no le ha faltado para ello. Tiene, también, muchas casas vacías y un hospital sin urgencias, pero tiene unas grandes instalaciones deportivas y mucha gente que hace deporte y juega a la lotería.
Alcalá es solidaria y hay muchos voluntarios que trabajan para ayudar a otras personas, pero eso en los tiempos que estamos no es suficiente. Cualquier ser humano lo que quiere, es valerse por sí mismo, y los que no pueden hacerlo, lo que necesitan más que caridad es que las instituciones respondan a sus elementales necesidades, porque pagamos muchos impuestos y el dinero que generan, debe ser priorizado. Si hay dinero para alumbrado de Navidad, si hay dinero para hacer deporte, que ambas cosas son secundarias, debería haber dinero para que las personas que lo necesiten, por cualquier circunstancia, puedan tener una cama y una ducha porque son como nosotros y en cualquier momento, la tortilla puede dar la vuelta y hay que estar preparado para todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario