Páginas vistas en total

lunes, 28 de diciembre de 2015

ADIOS AL 2015

Aún quedan unos días pero puedo decir que he vivido el año 2015, con sus luces y sus sombras. Han sido 365 días interesantes, donde las goteras en mi cuerpo van llegando aunque aún me siento vivo y con ganas de hacer cosas. Siento que la gente de aquí va cambiando, que somos mejores personas aunque aún nos miramos mucho el ombligo y nos creemos el centro del mundo y somos poca cosa. Somos más demócratas pero aún somos como somos, miramos mucho por nuestros intereses y la mayoría vamos a lo nuestro. Aún no estamos por buscar soluciones importantes sino que seguimos poniendo parches.
Creo que lo más importante de este año es que hayan surgido otras formaciones políticas y que los electores han comenzado a votarlas y hemos conseguido que tengan representación amplia en el Congreso de los Diputados. Sigo creyendo que los partidos políticos mayoritarios y tradicionales son incapaces de dar soluciones estructurales a los ciudadanos españoles y a las pruebas me remito. No han sido capaces de que los tres poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) sean independientes. Ni han acabado con el paro, ni han solucionado los problemas importantes, porque tener cuatro o cinco millones de parados y la mitad de la juventud en el desempleo es un fracaso de todos. No han sido capaces de alumbrar una ley de Educación en condiciones y han hecho de la enseñanza un gallinero, potenciado la enseñanza concertada y dejando la pública cada vez peor. No han sido capaces de legislar unas leyes que defiendan la democracia directa y sobre todo no han dejado atrás los privilegios de la monarquía, de los poderosos o de la clase política que aún está por encima del bien y del mal.
Aquí en Alcalá la Real los que llevan gobernando 36 años no han cambiado las cosas importantes, la riqueza la tienen los ricos, el desempleo lo tienen los más desamparados. Hay una gran falta de plazas para que los mayores tengan una vejez digna. La ley de dependencia no tiene financiación suficiente. No somos capaces de amparar a los desesperados como son las ciento y pico personas que están durmiendo en condiciones infrahumanas, pero si hacemos caridad y las cofradías y la gente solidaria se mueve y su corazón es sensible a los que lo pasan mal. Pero hay una palabra que se llama dignidad y todos anhelamos ser dignos y valernos por nosotros mismos. Nos hicieron un hospital que aún no tiene urgencias y nos seguimos aguantando sin protestar. En fin, sigue habiendo gente que lo pasa mal aunque una entidad bancaria ha donado cien cestas navideñas para paliar la nochebuena y Cáritas y la Cruz Roja siguen repartiendo productos de primera necesidad. Dicen que somos demócratas pero aún hay gente que me echa en cara que mi voto (a Podemos) no ha servido para nada porque en Jaén este partido no ha sacado ningún diputado. Y pienso que en Alcalá la Real la noticia más importante de 2015 es que sigue gobernando el PSOE y eso es así porque lo siguen votando los vecinos.
Y, en Frailes, mi querido Frailes, las cosas no se diferencian mucho de otros lugares. Seguimos anclados en las creencias, en que la religión forme parte de nuestras vidas porque la gente lo reclama y así es. Hemos hecho un gran hotel que se está llevando todo nuestro sudor y ahora estamos a la espera de que venga un empresario y nos salve con su dinero de esta inversión millonaria y no somos capaces de que todos los fraileros nos impliquemos en ello porque somos muy ahorradores y el dinero es mejor que esté en las cajas de ahorros y no tengamos preocupaciones. Hemos hecho un hotel-balneario como hay cientos o miles por todos lados. Seguimos amarrados a una máquina verde que hay en el Ayuntamiento. Seguimos vendiendo el aceite en garrafas de plástico de cinco litros.
En fin, en Alcalá la Real y en Frailes hemos prosperado pero aún nos falta mucho por alcanzar. Ojalá que en el 2016 sigamos aprendiendo, por todo ello FELIZ AÑO 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario