Páginas vistas en total

viernes, 30 de enero de 2015

LA SAFA SE FUNDE CON ALCALÁ

Hoy por la tarde se vivieron cientos de emociones en el teatro Martínez Montañés y una estela de esperanza siguió latente durante la ceremonia de conmemoración de los 75 años que la Safa lleva dando luz en el municipio alcalaíno. Desde las seis de la tarde en que comenzó a entrar gente en el teatro, se palpaba que algo bueno iba a suceder. El director-gerente de la institución en Alcalá, Nicolás Molina, esperaba a los invitados para darle la bienvenida. Fueron llegando poco a poco y llenando el aforo del Martínez Montañés. En el escenario, el maestro Luis Sanjuan fue el encargado de la presentación del acto. En primer lugar, Nicolás Molina dio la bienvenida al pueblo alcalaíno y los invitados y destacó que las diversas actividades dan sentido a este aniversario y se congratuló de que a mediados del siglo XX, la Safa se inició en Alcalá, como una escuela hecha para los hijos de los necesitados.
Siguió en el turno de la palabra el alcalde alcalaíno, el socialista Carlos Hinojosa que dijo que Safa forma parte de la historia de Alcalá y que ha dado grandes valores, a través de un proyecto que dio formación a los pobres y luchó en contra de la desigualdad social y añadió que la educación es progreso y apostar por ella es el futuro. Finalmente, recalcó que la sociedad alcalaína se refleja en la Safa y «hoy celebramos una gran conquista social».
Por su parte, la invitada y consejera de Agricultura de la Junta de Andalucía, la alcalaína Elena Víboras, comenzó con unas palabras de Diógenes en las que decía ‘lo más penoso de todo es un hombre sin educación’, para continuar diciendo que era una fecha redonda para celebrar el 75 aniversario de Safa y habían sido miles de alcalaínos y vecinos de la comarca los que han recibido las enseñanzas y los valoresde ella, y comentó que la Safa forma parte del paisaje y paisanaje de Alcalá. Recordó a los padres Talavera y Villoslada que comenzaron a promover los valores como el respeto, la tolerancia y que la educación forma parte intrínseca de la sociedad y redundó en que en la educación hay que implicarse todo el mundo. Al final, comentó que el trabajo de la Safa en Alcalá había sido grande.
Finalizó las alocuciones el provincial de España de la Sagrada Familia, Francisco José Ruiz Pérez que como hombre cristiano dijo grandes cosas, desde que la conmemoración era nada más y nada menos que de 3/4 de siglo y que era mucho tiempo, «lo que demuestra que Safa ha hecho un buen trabajo con un servicio de largo recorrido. Se ha construído un alma Safa y ello ha podido existir porque está hecha con sensibilidad para educar y Safa está en contacto con un alumnado nuevo y moderno. Tenemos un compromiso personal del profesorado, con resistencia ante el peligro y premura para la educación, hemos contado con el motor de este tiempo que ha sido vocacional y Safa ha podido existir como resultado de la colaboración de la iglesia y la sociedad civil y ha sido una búsqueda de la alianza para la educación y la primera es capaz de caminos largos y el peso ha sido avivar la colaboración». Por último, dijo que el futuro es imaginable si el Evangelio continua en esa traza de los 75 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario