Páginas vistas en total

domingo, 2 de noviembre de 2014

EL BARRIO DE CONDEPOLS SIGUE VIVO

Los jóvenes alcalaínos no recuerdan el origen del barrio de Condepols, la zona más famosa de la ciudad alcalaína por la parte sur. Oficialmente se llama Avenida de Iberoamérica la vía principal que va desde la estación de Autobuses hasta el lugar donde se encuentra el Hospital de Alta Resolución, y las calles adyacentes a esta gran avenida llevan, muchas, nombres de países iberoaméricanos, de ahí el nombre, pero por lo que se conoce más dicho barrio, es porqu en él se estableció la empresa Condepols que con su llegada cambió el ritmo de la vida de mucha gente porque fueron varias decenas de trabajadores las que encontraron un puesto para ganarse la vida y seguir adelante en ella. Los más viejos del lugar recuerdan toda esta zona como una serie de fincas que eran labradas por sus dueños, pero algunos empresarios alcalaínos, como Valeriano Montañes, pusieron sus ojos en esta parte de Alcalá y comenzó un cambió, instalándose algunas empresas como Alsaja en el mismo y posteriormente muchas otras. La calle principal se fue llenando de comercios, establecimientos y negocios familiares de todo tipo y el Ayuntamiento fue construyendo una red de instalaciones para que el barrio prosperara. Un día hizo una Casa de la Juventud, otro día estableció allí el Centro de Mayores, posteriormente vinieron otras infraestructuras como el Pabellón Polideportivo Cubierto, el Edificio Joven y por último el Hospital de Alta Resolución que dio aún más vigor a este barrio. Así mismo, algunas medinana superficie como Mercadona se instaló en el centro de la Avenida de América y todo ello ha conformado, sobre todo con la fuerza de los vecinos, un barrio vivo, con movimiento, con energía y con mucho futuro. El barrio fue creciendo y la afluencia de ciudadanos al mismo fue el detonante de su expansión posterior. Eran gente joven que quería trabajar y también montaron diversos negocios, desde bares, restaurantes, pasando por tiendas de todo tipo, talleres, otras fábricas metalúrgicas, e incluso la construcción de la iglesia del Salvador que le dio una entidad propia. Hoy el barrio tiene una entidad propia y única, con unas señas de identidad que lo hacen inconfundible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario