Páginas vistas en total

sábado, 1 de noviembre de 2014

AMICI CULTURAE VUELVE A LA BRECHA

La asociación Amici Culturae volvió en la noche del pasado jueves a reiniciar, tras el verano, el curso cultural y seguir ofreciendo a los ciudadanos alcalaínos temas interesantes para debatir y participar. En esta ocasión se presentó un debate a tres bandas en el que se habló de Religión, Ciencia y Espíritu. El acto tuvo lugar en el Aula Magna del Convento de Capuchinos, a partir de las 20:00 horas; fue presentado por el vocal de Debates, José López, que mantuvo que Amici Culturae se implica socialmente en el día a día y es una asociación de participación, con espacio al diálogo y a la libertad de expresión. En primer lugar tomó la palabra el sacerdote Luis María Salazar que empezó hablando de la muerte como un hecho no puntual sino que configura las vidas y nos hace pensar en el futuro. Igualmente, recalcó que «la muere no es la nuestra propia sino también la de los seres queridos’. Añadió que ‘había que saber presentarse a ese acontecimiento y pensar en la muerte de personas queridas» También habló de la muerte como espectáculo en los medios de comunicación y dijo, asimismo, que la muerte se oculta como en los hospitales, y se aparta de nuestra vista de un mundo discreto. Ahondó aún más, diciendo que nosotros sabemos poco de la muerte desde aquél lado y hay que vivir la muerte desde la esperanza y caminar hacia la plenitud. «Para el Cristianismo la muerte es la esperanza y decimos que nos encontramos con Jesucristo como alguien que pasó esa barrera, con la Resurrección que puede ser cierta o errónea para la Historia», terminó diciendo. Por su parte, Moisés Bailón habló de creencias y fenómenos paranormales y que actualmente no hay nada probado. Dijo que hay gente que va buscando respuestas y añadió «yo tengo una teoría para la muere y con la edad y envejeciendo cada vez somos más vulnerables, quizás cuando vamos viviendo poco a poco la vida, vayamos hacía un nacimiento, una reencarnación y eso está siendo estudiando por gente importante y entre los vivos y los muertos hay una línea divisoria y se ha avanzado mucho en ello». Siguió diciendo que él estudiaba el fenómeno paranormal e intentaba contactar con las personas que se fueron y ‘»veo cosas racionales menos que irracionales». Finalmente, dijo que la base fundamental del investigador es tener buenas raíces y fue contundente al decir «yo creo en la vida después de la muerte». El ingeniero industrial y astrofísico Francisco Espartero Briceño habló de la ciencia y de la muerte, admitió que la ciencia en todos sus conceptos, es una de las principales facetas del género humano «que nos beneficia y con ella se ha provocado que la técnica mejore y sea buena para nuestras vidas». Defendió la Ciencia como observación y experimentación y no permite predecir que es lo que puede ocurrir, también recalcó que la Ciencia no tiene dogmas y todo se pone en duda y las leyes cambian y se mejoran. «El propio progreso retroalimenta su capacidad de mejora y el científico no le dice al mundo que todo se puede cambiar». Finalmente, dijo que la Ciencia y la Religión deben ir de la mano. Tras la exposición de los tres ponentes se inició un turno de preguntas con el público. En el ambiente del debate se puso de manifiesto varias veces la situación actual de España y la crisis que los ciudadanos están soportando debido a los numerosos casos de corrupción. Por ello, los ponentes advirtieron que en tiempos de crisis, como los actuales, es más fácil ver que la gente se refugie en la religión para tener esperanza y advirtieron de que hay algunos que se aprovechan de esta situación y engañan a las personas más vulnerables. El público se interesó por el más allá, por los fenómenos paranormales y también fue critico, como el concejal de Cultura, el socialista Rafael Hinojosa que dijo que estos temas ya eran novedosos en el siglo XVIII y planteó cuestiones como el misterio de la Santísima Trinidad o la virginidad de María la Virgen. Lo que si se pudo ver en todo el debate es que los alcalaínos se han ido formando, dialogan y exponen sus razones de forma natural, con respeto y con argumentaciones y sin caer en descalificaciones. Es importante que la ciudadanía aprenda, debata y defienda sus posturas ante cosas tan importantes e íntimas como las creencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario