Páginas vistas en total

martes, 13 de mayo de 2014

ALGO SE MUEVE AQUI

Algo se mueve en Alcalá la Real, los ciudadanos toman las riendas de su destino y buscan arreglar los desaguisados que las Administraciones no quieren o no pueden arreglar. Estuve hablando con integrantes de la asociación de profesionales de servicios sanitarios Aphala que no han podido conseguir aún su puesto de trabajo en los hospitales de Alcalá la Real y Loja, después de más de 3 años de espera y me dijeron que no creen ni en los partidos políticos ni en los sindicatos porque no les han resuelto su acuciante problema y es triste que esto sea así, porque nadie los tiene en cuenta y sufren una situación kafkiana, rara y peculiar, instalados en el Limbo, en un estado sin pena ni gloria. Pero esta situación puede ser que les haya servido de acicate para tratar de luchar con sus propias fuerzas y buscar una solución razonable a sus problemas. Otro tanto está ocurriendo con los padres del colegio Alonso Alcalá que no quieren que se separen los hermanos y tengan que ir a otro colegio, un problema menor pero que para ellos es importante y no han dudado en movilizarse y tratar de solucionar su problema ante quién haga falta. Por otro lado, la asociación de vecinos ‘Huerta de Capuchinos’ ha recibido el gran Diploma de la Cultura, de manos de la concejalía del mismo nombre y su presidente Francisco Martín, dijo que el trabajo que hacen no es de ahora sino que llevan 20 años en ello, un trabajo reivindicativo para que la Administración Local los tenga en cuenta, un trabajo para la comunidad en beneficio del ocio, la diversión y sobre todo buscando cauces de convivencia en todos los sentidos. Recientemente, un grupo de investigadores y personas de Alcalá la Real han fundado la revista ‘El Personero’ que se dedicará al estudio del pasado, presente y futuro del municipio, para saber quienes hemos sido, somos y seremos. Todos estos ejemplos están ahí, Alcalá se mueve, hay mucha gente que a pesar de la crisis, a pesar del desencanto y a pesar de todas las zancadillas que nos ponen, están ahí para seguir luchando por una identidad, por mejorar, por cambiar lo malo por lo bueno, para interesarse por los alcalaínos. En definitiva, somos ciudadanos que queremos buscar razones para que nuestra sociedad no se desplome. Personas que ante cualquier problema responden al impulso de la razón y de la convivencia. Y esta lucha y estos ejemplos nos debe servir para no caer en la apatía, nos debe incentivar para ser solidarios, para cuando un vecino tenga un problema, sepa que hay gente que se interesa por sus cosas. Esto es importante que los problemas de una familia, de un colectivo, de una asociación son los problemas de Alcalá y una sociedad va para adelante si los ciudadanos saben resolver sus problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario