Páginas vistas en total

viernes, 23 de agosto de 2013

UN AGOSTO DE FESTIVALES

Agosto comenzó con caballeros feudales llegando en fiesta a la Mota, para recordar la ciudad antigua y fronteriza. Sí, la Mota se ha transformado a lo largo de estos años, como lo han hecho los festivales que se han vuelto más pueblerinos, por la fuerza de la economía. Cultura se ha reciclado y ha conseguido buscar dentro de Alcalá para ofrecer espectáculos en agosto y en estos rincones hemos encontrado a la Pep Ventura cuya actuación se ha vuelto un clásico y es seguida por cientos de incondicionales que la aplauden y la admiran y no es para menos, levantan al público en cada actuación y forman un conjunto armónico, e incluso se atreven hacer danza oriental y a contar cuentos y leyendas.
Pero sin duda, hay que hacer mención aparte a Rafa Álvarez, un cantautor que me llegó al alma, llenó el Martínez Montañés y fue aclamado como un gran artista. Fue invitando a algunos amigos a unirse a la fiesta y terminó aclamado como un césar tras su victoria.
Pero lo que más me sorprendió de estos festivales, es la afluencia de gente a la conferencia que dictó el cronista oficial Domingo Murcia, sobre otro cronista Antonio Guardia Castellano, el Aula Magna del Convento de Capuchinos estaba de bote en bote, se agotaron los asientos y hubo mucha gente en pie. El edil de Cultura y Universidad, como le gusta que le llamen, aprovechó la ocasión para decir que la cultura debe ser democrática e integral, como debe ser. Pero parece que en Alcalá sigue habiendo dos Alcalás y no importan los temas por su importancia sino por otras causas que venimos siempre arrastrando. Pero así seguimos, en esta vicisitud cada ideología le arrima el ascua a su sardina y la gente no se interesa por la calidad de la democracia, si el PSOE ha hecho una caricatura para sustituir a Griñán, o el PP ha hecho otra con Rajoy y Luis Bárcenas en acción.
Y sigue la pesadilla de la roca entre la calle Corredera y la Cruz del Rayo, todas las mañanas miro hacia aquél sitio y sigo viendo las máquinas tratando de triturar la piedra para que desaparezca, pero es grande y hermosa. Lo importante debe ser dar con la tecla para saber porque se han deslizado estas piedras en tan poco tiempo si antes no lo habían hecho, alguna causa debe de haber, quizás un terremoto o las fuerzas telúricas del mal que se han aliado en contra de este equipo de gobierno. Por ello, se debe encontrar la pócima que ponga remedio a este mal. Al final, el día 9 de agosto desapareció la gran roca del camino.
Donde si parece que han acertado bien, es en la feria de Frailes, cuentan y no acaban los que la han vivido, cuatro días intensos: bailando, bebiendo, disfrutando, acostándose al amanecer y dicen que la gente ha acudido masivamente a ella, dicen que los autos llegaban hasta la gasolinera y que ha sido la mejor feria de la historia, claro que cada uno cuenta de la feria según le va. Pero sí, Lucia Serrano, la edil de Festejos decía en el programa, que por cierto tiene un nuevo formato más económico, que sería una feria austera, pero eso no quiere decir que sea menos divertida. En fin, ha sido una buena feria y esta gente sigue trabajando con ganas, lo importante es que sigan así. Y al filo de esto, me decía un concejal de Alcalá que es bueno cambiar, que los sillones se renueven que entren nuevas ideas y que no se anquilosen las mentes.
Y por Mures siguen con el problema de los nitratos en el agua, se debe buscar una solución en la que se impliquen todos, no deben tratar a Mures como si fuese una república independiente porque son ciudadanos de Alcalá, pero también deben coger el problema por entero y acometer las soluciones apropiadas; el agua es un bien público y un derecho para los ciudadanos, o eso creo yo, porque en estos tiempos que corre ya no sabemos si estamos en democracia o si hemos vuelto a tiempos pasados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario