Páginas vistas en total

domingo, 11 de agosto de 2013

LOS FLASH MUSICA PARA SOÑAR

En un principio solo llegue a  contar 80 personas sentadas en las sillas de plástico dispuestas en la Lonja del Arcipreste, pero poco a poco y entorno a las diez de la noche, el lugar se fue llenando de gente, de todas las edades, y el aforo se quedó pequeño. Los vecinos y los que han viajado para pasar unos dias en Alcalá la Real comenzaron a llegar, y coparon las escaleras que hay junto a la biblioteca municipal y llenaron las barandillas que rodean al Convento de Capuchinos y los bares de alrededor estaban llenos y era un público extra que estaban deseosos de ver y escuchar el concierto de los Flash y de Barra Libre
Y fueron llegando los músicos como si no hubiera pasado el tiempo, Antonio Aguilera, El Lechuga que estuvo perdido y no se encontraba entre el gentío, Rufino el de los cuadros, la joven Ana Muñoz, Francisco Serrano, Sergio e Isidro y otros más. Y fueron templando sus instrumentos, tratando de conseguir el sonido soñado y comenzó a sonar la música de otros tiempos. Aquella, se llamaba ‘La chica de ayer’ y muchos de los allí presentes recordó aquella canción mientras los Flash se reconciliaban y cada vez sacaban mejores sonidos a sus guitarras.
Una tras otra fueron cayendo canciones a la mochila del olvido y la gente iba y venia por entre los pasos guiados del Paseo de los Álamos. Los vocalistas se fueron dando turnos y cada uno fue sacando lo mejor que tenía y animando a aquél público que se movia entre recuerdos de ayer y de hoy, pero que tarareaba canciones, movia el cuerpo, hablaba y comentaba las mismas canciones y volvía a recordar aquellos días de fiesta con los Flash, ahora con menos cabello, algunas arrugas pero con la misma ilusión que cuando cantaban y sonaban en la isla de Formentera.
Y Antonio Aguilera que ahora vende azulejos y artículos para la construcción volvía a acariciar su guitarra y a ser protagonista en un escenario, él que sigue siendo un admirador de los Festivales y que los sigue todos los años, ha sido en esta ocasión protagonista.
Y con los Flash volvieron otros jóvenes músicos como Juan Abel Luque con su voz;_Yoni a la bateria; Fran Serrano o Sergio Martínez y como la música es universal pues se acoplaron en esta noche mágica como unos arciprestes más en la Lonja que les dio cobijo. Y unos y otros cantaron viejas y nuevas canciones de amor y el sonido fue retumbando por el Paseo de los Álamos, por la calle Álamos, por la Avenida de Europa y dicen que en la calle Real, la calle Oteros e incluso en la Mota, los vecinos oyeron viejas y nuevas canciones de amor, de vida y de nostalgia y muchos de ellos se pusieron a bailar en la calle mientras la brisa fresca envolvía al caluroso día de agosto alcalaíno.
Y siguieron tocando aquellas canciones de Loquillo, de Leño, o de rock español y aquella mujer que peinaba canas se deslizó de la barandilla que envuelve la biblioteca municipal, venció sus miedos y el sentido del ridículo y se puso a mover su cuerpo y se vio que lo hacía bien y que se gustaba asímisma y continuó y los Flash y Barra Libre siguieron con aquellas canciones que hacían brotar la nostalgia y el encanto de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario