Páginas vistas en total

martes, 4 de junio de 2013

EL GRAN MONTAJE DE LA VIDA ESPAÑOLA

Desde la Transición, la democracia española ha sido un gran montaje. En primer lugar nos dijeron que no estábamos preparados y tuvimos que acarrear con la jerga del Antiguo Régimen: Iglesia, Ejército y políticos de antes. Después, con el triunfo del PSOE, creíamos que habíamos superado esa etapa, pero el PSOE no ha hecho nada por solucionar los problemas que teníamos, por contra ha tomado lo malo del antiguo régimen y hete aquí que hemos llegado a esta situación, con los mismos privilegiados que antes. Con una sociedad que no avanza, que sigue dando beneficios a los más ricos, que sigue dando caridad a los más pobres y sigue ordeñando a la clase media con los impuestos.
Ningún partido político mayoritario quiere el cambio, es decir que la riqueza se reparta y todos ponen reformas y pegotes para que sigamos o nos sigan ordeñando. Ningún partido político se pone de acuerdo en cosas esenciales, hay que sacárselas de raíz porque no están dispuestos hacerlo.
Seguimos con un poder político en manos de las clases dominantes que favorecen a los poderosos: PP, PSOE, Sindicatos, Iglesia, Ejército, etc. Seguimos con una clase politica que no quiere que los ciudadanos nos inmiscuyamos en sus asuntos que son los nuestros, es decir no quieren una democracia directa, no quieren listas abiertas, no quieren perder el poder en los bancos y en los lugares esenciales y para ello van promulgando leyes que solo favorecen a ellos, con un poder de la Justicia hecho por ellos y con un Poder Judicial en manos de los partidos políticos. Ellos dicen quienes se presentan a las elecciones Estatales, Autonómicas y Locales. Ellos ponen y quitan jueces, ellos promulgan y hacen leyes y no hay nadie que les tosa.
Solo la fuerza de la democracia directa, la fuerza de los ciudadanos, la fuerza del pueblo, enfrentándose a estas castas nos hará libres, solo así podremos coger las riendas de nuestro destino, mientras tanto seguiremos siendo cabestros de estos políticos, de estos poderes financieros y de mercado y de estas ideologías retrógradas que nos gobiernan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario