Páginas vistas en total

viernes, 25 de enero de 2013

INGENUIDAD

Yo soy un ingenuo, creo que todo el mundo actua con normalidad, tratando de hacer las cosas bien y ayudando a los demás. Pero con la que está cayendo, cada vez soy más reservado. Pensaba que el Gobierno de la Nación siempre actuaba en beneficio de los ciudadanos, pero aquí cada uno defiende sus intereses. Los ejemplos de las leyes de Educación del tal Wert y de las nuevas leyes de Justicia están claramente para favorecer a los más poderosos. Igualmente esta ley que han hecho para que los defraudadores pongan sus cuentas para ser legales, ha primado a los delincuentes. Cuando se cargaron al juez Garzón pensaba que había cometido un delito, pero después he pensado que Garzón estaba sacando tanta mierda fuera del caso Gurtel y de otros que se lo cargaron sin más, y nadie defendió a Garzón, ni el PSOE ni la oposición, ni el PP ni Perico el de los Palotes.
Esto es una guerra sin cuartel, seis millones de parados y nadie se atreve a decir nada, tres millones de personas no tiene ya nada y ningún partido hace nada por acabar con esta situación. La guerra es la guerra, aquí hay que luchar por los intereses de cada uno. Todas esas palabras que defendian todos de Democracia, de bienestar social, de ayuda a los más desfavorecidos son una falacia. Esto es la guerra, y no hay más que hablar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario