Páginas vistas en total

lunes, 27 de junio de 2011

EL PSOE DEFIENDE SU POLITICA EN EL COMIENZO DE LA LEGISLATURA


El PSOE de Alcalá la Real pide al PP que deje de “intoxicar a la opinión pública, manipulando y sesgando la información, tal y como ha venido haciendo en la anterior legislatura, continuando así con la estrategia de confundir a la ciudadanía alcalaína”. Una vez más el PP de Alcalá la Real practica el “haz lo que yo diga, pero no lo que yo haga” al pretender exagerar la cifra de liberados del equipo de Gobierno, que son solo 2 más la alcaldesa, cuando en otros ayuntamientos donde gobiernan hacen precisamente lo contrario, liberando a un número desproporcionado de concejales, si se compara con la complejidad y el número de habitantes de Alcalá la Real.
Como ejemplo, sin ir más lejos, están los ayuntamientos vecinos -donde gobierna el PP- de Castillo de Locubín, con menos de 4.900 habitantes y que ha tenido en la anterior legislatura el mismo número de liberados que Alcalá la Real; y Frailes, que tendrá dos cargos electos liberados, en la presente legislatura, cuando su población queda por debajo de los 2.000 habitantes. Y eso por no hablar de otros casos como el de Otura o Armilla, donde el PP ha liberado a todos sus concejales para las tareas de gobierno. Alcalá la Real es, con 23.000 habitantes, casco urbano y dieciséis aldeas, uno de los municipios “que mejor practica la austeridad con el ejemplo, incluso a la hora de liberar con dedicación exclusiva a sus concejales”, según ha Por otra parte los socialistas alcalaínos han pedido al PP que no “actúe con hipocresía”, refiriéndose su doble lenguaje, en función de si gobiernan o están en la oposición, “sólo porque pretenden liberar a uno de sus concejales”. Desde el PSOE se entiende que las liberaciones deben ser las mínimas e imprescindibles y estar sobradamente justificadas por la carga de trabajo de los concejales con múltiples competencias municipales”. Estas tareas “no son comparables cuando se está en el gobierno y cuando se está en la oposición, como bien puede comprender cualquier ciudadano”.
Para el PSOE de Alcalá la Real lo principal es garantizar una buena gestión y prestación de servicios para la ciudadanía alcalaína, y no intercambiar liberaciones de concejales como el principal grupo de la oposición pretendía, accediendo a sus planteamientos otra vez en forma de chantaje; votando afirmativamente si hay liberación del concejal popular, y negativamente en caso contrario.
Por lo que respecta a los sueldos de los concejales liberados, según se afirma desde el PSOE, se adoptó un criterio “razonable y sensato”, al establecer una renumeración comparable a los trabajadores municipales que ejercen como jefe de sección, aunque sin computar los trienios. “La única pretensión de los populares alcalaínos es empezar la legislatura cuestionando a un equipo de gobierno socialista que ha tenido el respaldo de la mayoría absoluta de los alcalaínos, demostrando con ello que no han aceptado la derrota electoral en las urnas”. Si la ciudadanía alcalaína no ha querido que el PP gobierne en Alcalá la Real -en el mejor momento electoral del Partido Popular en muchos puntos de España- es porque consideran que el PP alcalaíno no es fiable, falta a la verdad y hace una oposición irresponsable día a día.
El PP pretende hacer suya la frase de “miente que algo queda”, al afirmar que el Gobierno socialista despilfarra “cuando es totalmente falso, ya que las cuentas están saneadas, con una deuda municipal totalmente asumible y fruto del gran trabajo de inversiones de los últimos años, que han supuesto la puesta en marcha de infraestructuras de gran importancia y al servicio de los alcalaínos como el Hospital, la Piscina Cubierta o la amplia remodelación del Barrio de las Cruces”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario