Páginas vistas en total

sábado, 11 de junio de 2011

CON USTEDES LA NUEVA CORPORACION MUNICIPAL


La crisis, el paro, el 15M sobrevolaron ayer el Aula Magna del Convento de Capuchinos para celebrar la toma de posesión de los 21 concejales que estarán presentes en la IX Legislatura del Ayuntamiento alcalaíno.
La ciudadanía, los errores, la clase política, el empleo, el entusiasmo, lo sobrio, la sencillez, lo equilibrado, junto con lo solemne, lo apacible lo elegante, resonaron en este singular lugar a partir de las 12:00 horas, cuando los 21 ediles, juraron y prometieron ante la Constitución, lealtad al Rey, menos el concejal de IU, Vicente Moreno, que prometió lealtad al pueblo.
Uno a uno fueron recibiendo sus medallas que los acreditaban como los representantes del pueblo alcalaíno hasta el año 2015. Mientras el edil de mayor edad, el socialista Rafael Hinojosa, presidía la mesa y una vez nombrados, según la ley, 11 de ellos votaron a Elena Víboras como alcaldesa, 9 del PP votaron a Natalia Gálvez para el mismo puesto y lo mismo hizo Vicente Moreno que se votó así mismo. Como no podía ser de otra manera, Elena Víboras fue la elegida y gobernará, de nuevo, al municipio de las 16 aldeas otros cuatro años.
Ella dijo que el pueblo alcalaíno sigue confiando en los socialistas, que el equipo que lidera nace con ideas sólidas, con respuestas viables, con vocación de proximidad al ciudadano para ir resolviendo los problemas que se vayan planteando. También manifestó que ella y su equipo van a ejercer como médicos de familia, de cabecera, en el quehacer diario, personal y colectivo de los 23.000 alcalaínos. Y solemnemente recalcó que la democracia muestra una gran grandeza que está por encima de los resultados de cada opción política; la democracia representativa es la mejor fórmula para la participación en la toma de decisiones.
Dio cuenta que se están viviendo unos tiempos en los que los ciudadanos cuestionan a la clase política y se sintió triste porque esta opinión se está extendiendo y generalizando. Y fue nombrando a los diversos alcaldes que desde 1979 fueron llegado a Alcalá y cada uno fue realizando un trabajo digno para engrandecer al municipio. También resaltó las grandes obras que han transformado Alcalá, como el hospital, la piscina cubierta, el Edificio Joven o el nuevo polígono industrial. Y también dijo en alto que este mandato va a ser el del empleo, dedicando el 90% de su tiempo en la búsqueda de empresas e iniciativas.
Natalia Gálvez del PP, dijo que como principal grupo de la oposición, es nuestra labor controlar y fiscalizar la gestión del Equipo de Gobierno, pero esta labor se hará de forma constructiva, y no les quepa la menor duda de que contarán con nuestro apoyo para aquellas propuestas que redunden en el interés general de los alcalaínos, como de igual forma confiamos en que tengan a bien aceptar o al menos valorar las propuestas que desde este Grupo se planteen durante la legislatura. Cuestión esta última de la que estoy segura, porque si en algo coincidimos todos los partidos políticos representados en esta Corporación, es en el diagnóstico de la realidad alcalaína; distintos, no cabe duda, los objetivos, las medidas y las prioridades en la puesta en marcha de las distintas políticas; para nosotros, la primera y fundamental, la creación de empleo entendida no sólo como eje para el desarrollo económico de nuestro municipio, sino entendida además como la mejor política social que se puede poner en marcha por cualquier de cualquier administración pública. Dejemos atrás la célebre frase de que el “Ayuntamiento es la mayor empresa que tiene Alcalá”, y trabajemos para crear un auténtico tejido empresarial. Para ello, debemos establecer las mejores condiciones y apostar de forma decidida por los empresarios, los emprendedores, los comerciantes y los autónomos, eso sí, apostar por TODOS, porque son ellos quienes en definitiva, crean empleo.
Precio del suelo industrial a cero o un euro, como ustedes quieran; ventanilla única o asesoramiento en el área técnica; campaña de captación de empresas o contactos con grandes empresarios; llamémoslo como cada uno prefiera, pero hagámoslo realidad ya. Esta, es y debe ser nuestra prioridad; dejémonos de retórica, unamos esfuerzos y pongámonos a trabajar.
Todo lo dicho anteriormente, deberá venir acompañado de políticas en materia de vivienda y de formación orientadas fundamentalmente a los jóvenes, y cuyo objetivo no debe ser otro que el de favorecer que nuestros hijos, nuestros nietos, tengan la posibilidad de poder asentarse en su pueblo, y no tener que buscar en otros municipios lo que Alcalá no les ofrece, pese a contar con unos recursos materiales y humanos envidiables. Precisamente, porque contamos con personas perfectamente formadas, y porque el Ayuntamiento es de todos, es por lo que seguiremos velando para que se consideren por encima de todo, los criterios de igualdad, mérito y capacidad a la hora de acceder al empleo público, desterrando de una vez por todas la lacra del enchufismo.
Habrá que trabajar duro en la reducción de la deuda municipal, que a día de hoy supera los mas de 13 millones de euros; también para ello nuestra obligación debe ser la puesta en marcha de diversas medidas, como son, la bajada de sueldo de los miembros de la Corporación y la reducción del 50% del personal de confianza, así como otra serie de medidas encaminadas a la reducción de gastos institucionales y de representación.
Conjugar la implantación de nuevas industrias con la diversificación de la actividad agraria de nuestro municipio; apostar de forma decidida por el futuro de nuestro jóvenes y el presente de nuestros mayores; aumentar de forma decidida las prestaciones sanitarias de nuestro municipio; acercar las aldeas al núcleo urbano; hacer de nuestro Municipio una ciudad transitable para todos; conservar la esencia de nuestros mejores rincones y exportarla a otros lugares a través de nuevas y mas efectivas políticas turísticas; favorecer las formas culturales tradicionales a la vez que impulsar las nuevas tendencias; apoyo a todos nuestros deportistas, muchos de ellos referentes a nivel nacional e internacional.
Todos estos, son proyectos indudablemente a medio, y en el peor de los casos, a largo plazo; pero sí hay algo que debe hacerse de inmediato y que depende sólo de la voluntad del Equipo de Gobierno de esta nueva Corporación, me estoy refiriendo a la elección directa de los alcaldes pedaneos por los vecinos de cada aldea. No vamos a ser nosotros quienes cambiemos el sistema, como exige el movimiento del 15-M, pero hagámosles un guiño, y hagamos realidad esa democracia real y auténtica de la que tanto nos gusta presumir.
Y para mí, el que mejor definió la situación actual es el único concejal de IU, Vicente Moreno que manifestó que el bipartidismo imperante aleja a los ciudadanos de la política porque solo se interesan por ellos cada cuatro años. Propuso trabajar por la Ecología, la Economía ética, la Educación y la Democracia de Base. Trabajar para creer en el movimiento de los ciudadanos y tener lealtad al pueblo; olvidarse de ver tanta televisión y buscar iniciativas para los productos endógenos. Así como utilizar el sentido común para todas las cosas. Dijo que el Estado y el capital son ya la misma cosa, que la expansión urbana local no tiene sentido y que se crean intensas presiones económicas y se pierde el sentido de la política. Por ello, abogó por un encuentro diario de los políticos con el pueblo, poner barreras al imperialismo, despejar el carácter consumista de nuestras mentes y no perder el sentido real de la política. Ahuyentar el individualismo y acercarse al grupo, al pueblo para hacer las cosas. Porque hasta ahora han aislado al individuo de la sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario