Páginas vistas en total

domingo, 26 de junio de 2011

EL PP PIDE AUSTERIDAD AL GOBIERNO LOCAL


El Partido Popular se presentó en el primer pleno de legislatura con la clara intención de dar cumplimiento a uno de los puntos cardinales de su programa electoral: la reducción de sueldos políticos y de cargos de confianza, y, en este sentido, la postura de los populares durante el pleno fue tajante.
“Ante una deuda de más de 13 millones de euros hay que tomar medidas drásticas para disminuirla y los políticos tenemos que ser los primeros en dar un paso al frente” afirmó Natalia Gálvez, portavoz popular que manifestó las posiciones contrarias de su grupo a la liberación de dos concejales del PSOE en las mismas condiciones que la legislatura anterior y a la no disminución del personal de confianza al 50%, tal y como reclamó.
Bajo este espíritu, el PP llevó a la Junta de Portavoces la necesidad de ajustar las asignaciones a concejales a la legalidad y eliminar la cantidad fija que éstos venían cobrando mes a mes para tan sólo cobrar por indemnizaciones por asistencia a plenos y comisiones, lo que fue aceptado por el PSOE y aprobado en pleno.
Igualmente, el PP propuso que la asignación por concejal liberado fuese reducida a la mitad, pasando de 34.000 euros a 17.000, y que el PP contase con un concejal liberado, algo que conllevaría la reducción en un 25% de la partida asignada a liberaciones de concejales. Lamentablemente, esta propuesta de carácter austero fue rechazada por el PSOE, quien decidió mantener a los dos concejales liberados en las mismas condiciones que la legislatura anterior, “demostrando su nulo compromiso con la reducción de la deuda y con la austeridad que tanto venden ante los medios de comunicación” afirmó Natalia Gálvez.
Uno de los puntos más escamó a los populares fue el rechazo del PSOE al órdago que lanzó Natalia Gálvez sobre el compromiso formal del equipo de gobierno de no aumentar la nómina de liberados durante la legislatura, lo que abre la puerta a que más concejales socialistas puedan acceder a liberaciones y aumentar de esta forma la asignación presupuestaria planteada para concejales con dedicación exclusiva.
Por este motivo, desde el PP se anuncia que no consentirá ninguna liberación más a lo largo de la legislatura, “pues el Ayuntamiento no puede convertirse en un asilo político o en una oficina de empleo para aquellos concejales que pierdan su cargo en la Junta de Andalucía”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario