Páginas vistas en total

jueves, 1 de julio de 2010

IMPACTO DE LA VIRGEN A LAS ALDEAS Y FRAILES


La programación de las visitas de la Virgen de las Mercedes a las aldeas alcalaínas y a la villa de Frailes se ha convertido en un gran acontecimiento religioso y ha puesto en evidencia el fervor religioso que hay aún en la sociedad alcalaína y frailera.
La Virgen de las Mercedes ha sido recibida como la Reina de los Cielos, capaz de conseguir cualquier cosa y de que los fieles cristianos confíen en ella, como un baluarte omnipresente de fe y de confianza.
Las visitas que ha realizado hasta ahora y las que seguirán hasta septiembre han sido acogidas con un gran clamor, preparadas con anterioridad y llenas de emotividad y con toda clase de detalles. Las aldeas alcalaínas se han volcado en ello, llenando sus calles de esplendor, con adornos y vivas y mezclando a los santos de las aldeas con la imagen de la Virgen de las Mercedes, como una especie de comunión santoral.
En Frailes, ha pasado más o menos algo de lo mismo, o incluso se ha recibido aún con mayor fe y esplendor. Con balcones adornados, suelta de cohetes y recibimiento apoteósico en el recinto ferial bien engalanado.
La llamada Virgen Cortijera es bien recibida en estos lares, parece como si se fundiera en su habitat natural y trajera nuevos brios y ánimos a los habitantes de estas zonas. Es como revivir viejas aspiraciones de los agricultores, que siempre han estado al lado de la Virgen de las Mercedes, solicitando su favor y tratando de que Ella trate de que sus cosechas sean cada año abundantes o al menos no surjan accidentes que puedan mermarlas.
El espíritu religioso de las gentes de las aldeas se ha mostrado en estas visitas, acompañado por representantes de la hermandad de la Virgen de las Mercedes que están siendo los verdaderos embajadores de Ella. Pues este programa de visitas fue ideado por el actual hermano mayor de la Virgen de las Mercedes. Pero también, la Virgen va acompañada por el poder político, hasta la misma alcaldesa, la socialista Elena Víboras, ha acudido a alguna de estas visitas a las aldeas, acompañada de algunos de sus concejales. Es decir que la Virgen de las Mercedes aglutina gran parte del sentir de la ciudadanía alcalaína, independientemente de sus credos políticos.
A pesar de que España es un país aconfesional y las personas son libres de acogerse a cualquier opción, la religiosidad en Alcalá la Real y sus aldeas está hecha de fe, de algo indeleble que sigue ahí desde tiempo inmemorial. Y a pesar de que los tiempos están cambiando y los más jóvenes ven como algo repetitivo los actos religiosos, hay algo más que la ornamentación religiosa, en esta respuesta que los fieles cristianos están dando en estas visitas que la Virgen está realizando. De ahí, la postura de muchas personas que ven en esta visita a una virgen redentora, capaz de solucionar problemas cotidianos y también de seguir apostando por la salvación eterna.

1 comentario:

  1. Cuando vino a la aldea de La Pedriza, un par de días antes mi madre ya estaba planeando montarle una especie de "altarillo" para cuando pasara por la puerta de su campo y el de sus hermanas/os. Se le quedó muy bonico lo hicieron con mucha mucha mucha ilusión y fe; mantones tradicionales, cuadros antiquísimos de la virgen en cuestión, e incluso algún pequeño refrigerio tradicional para los acompañantes a La Patrona. Pues unos minutos antes de que llegara la virgen al lugar en cuestión empezó a caer una de las trombas de agua más fuertes de esta primavera... un autentico diluvio... y todo el altar, telas, macetas y flores que habían puesto delante, se estropeó, se puso chorreando.

    Me dio mucho coraje, no por la fe que yo sienta o deje de sentir hacia La Virgen de las Mercedes en cuestión, sino por la ilusión, fe, ganas, y fervor con el que mi madre y sus hermanos y amigos habían hecho todo aquello. Me fui cabreado de allí antes de que pasara la caravana virginal. y no quise saber mucho más del tema.
    La fe es la bola negra en la gran partida de billar que todos tenemos que vivir.

    ResponderEliminar