Páginas vistas en total

domingo, 30 de julio de 2017

LOS SURCOS ROJOS DE PACO CAMPOS

La cara de este hombre está tallada en la vida y sus surcos forman parte de la historia. Este hombre de 95 años, los cumple el 1 de diciembre de 2017, es un superviviente que grita sin cesar que quiere seguir viviendo y en su faltriquera lleva cientos de emociones escondidas, fatigas y versos que ha ido escribiendo sin cesar.
Paco Campos es un santanero sin igual, su casa está al pasar las Casas Nuevas y en su bigote blanco lleva escondidas decenas de cicatrices y recuerdos que al contarlas le hacen llorar. Es un nostálgico que sigue andando y visitando a su hija enferma y guarda quinientos euros en su cartera porque quiere invitar a comer a sus amigos.
En aquel Chiringuito de Mures, sus amigos le dieron un homenaje y este hombre que empieza ahora a vivir, lloraba como un chiquillo, agobiado por el amor que aquellos incondicionales le expresaban. Sus manos están surcadas por venas visibles de color morado y su voz temblorosa sigue pidiendo pan para todos, vida y paz. Y sacó un pañuelo limpio y perfumado para secarse aquel sudor que las emociones fuertes suelen dar y no paraba de abrazarnos y de decirnos gracias, gracias.
Francisco Campos es un hombre sencillo que camina por las aceras del centro de Alcalá y con su gancha y su andar tranquilo sigue empeñado en que todos los hombres consigan ser dignos y respetados, que se busquen la vida con el sudor de su frente y no se arrastren por esos lugares de la política actual. Francisco Campos que sigas viviendo en paz, que sigas soñando en una sociedad mejor y que cultives la amistad como tú la entiendes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario