Páginas vistas en total

martes, 11 de julio de 2017

ELLA Y EL

Sabina sonaba en el viejo aparato que reproducía cds. Ella estaba como preocupada y sus pies pisaban el suelo, desnudos ambos, los pies y el suelo. Parecía que eran libres, pero unos lazos de compartir más de diez años, les tenían sujetos el uno al otro. Habían compartido ratos de hastio que son los más difíciles de pasar, duelos y noches de silencio; pero siempre salían a flote. El era contradictorio, ella reposada y viajera; él se trasladaba con su mente, ella no; el tenía un reloj blanco, sin horas; ella no. Ella bailaba apasionadamente, el también. Ella tenía manos de seda, a él le temblaban sus dedos. El caminaba en la noche y soñaba episodios de la infancia, incluso gritaba a veces y parecía que se peleaba con alguien a vida o muerte; ella no se acordaba de sus sueños. Después sonó otra canción. Ella lo tomó de su mano y enlazaron sus cuerpos y danzaron con el alma; seguía sonando Sabina y hablaba de una princesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario