Páginas vistas en total

viernes, 21 de julio de 2017

EL HIJO DE LA LUZ. TOTO ST. SONÓ EN LA PLAZA DEL AYUNTAMIENTO

La música estuvo presente y el primer concierto se celebró en la plaza del Ayuntamiento a partir de las 20:00 horas, con la actuación de Toto St: el hijo de la luz. Este angoleño nacido en Luanda en el barrio de la Samba, es uno de los ganadores del programa Vis a Vis de Casa África, que aspira a reconocer a los artistas más representativos de las distintas tendencias musicales populares del continente negro.
En su actuación alcalaína, el grupo de Toto St. fue como un chorro de agua que impregnó a todos los que se encontraban en la plaza del Ayuntamiento. Desde sus primeros compases infiltró a los etnosureños una especie de ritmo que les hacía mover todo su cuerpo; los que se encontraban allí, al empezar la música a sonar lo dejarontodo y se fueron acercando para ver la actuación.
Grandes y pequeños comenzaron a contosionar sus cuerpos y la música se hacía dueños de ellos. Desde el Paseo de los Álamos, por la calle Zacatín, por la iglesia de las Angustias fueron llegando personas y todas iban conflyendo en la misma plaza del Ayuntamiento, donde un gran cartel en el balcón principal daba cuenta de que estábamos con ETNOSUR.
La música de Toto St siguió sonando y los acordes gustaban, se pegaban al oído, contagiaban al ambiente y aquellos músicos sentían lo que hacían y disfrutaban viendo a la gente como los acogía. Toto St gustaba en directo y los fotógrafos lo estaban haciendo inmortal, con cientos de instántaneas. Él seguía con su amalgama de sonidos y decía que era angoleño y la gente lo aplaudía, sus ritmos africanos y angoleños se hacían y eran internacionales, su música creaba emociones fuertes y hasta niños de pocos años bailaban y reían junto a sus padres. Era como el soul y su voz gutural era hermosa y el hijo de la luz alumbró Alcalá la Real, como un rayo penetra en la tierra desde el cielo. Y aquellos músicos vestidos de blanco y con dientes blancos reían como niños porque sabían que sus canciones levantaban emociones en aquella plaza donde reina la estatua de Martínez Montañés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario