Páginas vistas en total

jueves, 1 de septiembre de 2016

LA LUNA SALE CUANDO MENOS TE LO ESPERAS



Tomé un tren equivocado y llegué a un destino incierto. El camino estaba oscuro y daba pasos de ciego. Esperaba que la luz se hiciera como en la Biblia. Los rayos no llegaron hasta que el sol salió. Hacía calor y las gentes se disputaban un pedazo de playa en la arena. ¿De qué huyen los que se van de viaje?
¿Existe el principio de aconfesionalidad? O cada uno es libre de creer en la intimidad. Volví sobre mis pasos. Me dijeron que fuese a aquél lugar y fue una trampa contra mi destino. Usted tiene una enfermedad y morirá después de que cuente tres. No estoy aquí para sacarte las castañas del fuego. Vuelve Loly, vuelve, gritaba desde una ventana, pero era imposible, aquella mujer nunca más volvió y su vida fue un paño de lágrimas, a veces dulces, otras amargas.
Deberías pasear por las Ramblas, ver aquella diversidad de mujeres y de hombres. ¡Imbécil¡ La luna salió y  no la atrapaste. Te tengo dicho que no hay lugar donde el pensamiento no tenga su desarrollo. ¿Porqué yo, que nunca me han multado?
Me hubiera gustado votar a Rajoy y darle los 6 votos que le faltan para seguir jodiéndonos la vida. Los otros se jactan, se miran, como si tuviesen la verdad y huyen hacia la nada, llevan huyendo milenios e ironizan como si viniesen de vuelta de todas las cuestiones.
Lo simple, lo inocuo, lo intrascendente triunfa en muchos lugares. Yo no tengo un yate para partir a esos mares del sur, donde Crusoe se perdió y encontró su destino. Tampoco soy capaz de conquistar los lugares inhóspitos donde brilla la envidia o no hay sol. Federico fue a la Antártida y volvió lleno de historias. Todos los días, miles de personas encuentran el amor tirado en una cuneta y se lo echan a cuestas para ver si tienen suerte. Florentina tiene una filosofía de vida pero se la quieren arrebatar. Dios es una palabra de mucha altura. En la Hoya hay un supermercado que venden de todo. En Ribera Baja hay ríos llenos de agua para hacer pan esponjoso y tibio para las mañanas de septiembre. Usted tiene una enfermedad degenerativa que curará con el tiempo y con paños no muy calientes.
Usted ha tenido suerte, podrá trabajar de sol a sol por tres euros la hora y tendrá cinco días de vacaciones al año, pero estará de alta en la Seguridad Absoluta

2 comentarios: