Páginas vistas en total

viernes, 24 de junio de 2016

LA CAMPAÑA ELECTORAL ALCALAÍNA




En estos días de campaña electoral, en Alcalá la Real ha brillado la tranquilidad y los partidos políticos se lo han tomado con ‘filosofía’. Han pasado por aquí algunos políticos provinciales de los diversos bandos. Desde Fernández de Moya que hizo una visita a comerciantes y se dio un paseo por la calle, pasando por su compañero del PP Gabino Puche, un veterano de la política que aún sigue diciendo que la mejor opción sigue siendo el PP y defendieron ambos la creación de empleo y las ayudas a los olivareros, dos viejos problemas que después de tantos años siguen sin resolverse.

 La campaña del PP en Alcalá la Real se ha materializado en algunas visitas a las aldeas, donde han charlado con sus habitantes. Además, han emitido algún número de sus periódicos y en general a estos políticos del PP se les notaba que estaban cansados de una campaña electoral tan dilatada.
Los políticos del PSOE tampoco han hecho gran cosa, el candidato Sicilia se pasó por la sede del PSOE y habló también de las subvenciones al olivar. Los socialistas alcalaínos han visitado las aldeas y han informado de sus asuntos a los habitantes alcalaínos el pasado martes en el Mercadillo.
La coalición Unidos Podemos realizó un mitin en el Templete de la Música, interviniendo dos militantes de Podemos y uno de IU y ninguno de ellos era de Alcalá la Real. Hubo algunas personas más que en otras ocasiones y regalaron margaritas después de sus exposiciones.  La parlamentaria Mercedes Barranco se mostró tierna en sus argumentos y traía el discurso aprendido. Allí estaba Rafaela López, edil de IU en el Ayuntamiento alcalaíno  que se quedó con ganas de decir algunas cosas, pero no pudo ser. 

La mayoría de los vecinos de Alcalá la Real están hartos de campaña electoral y lo único que quieren, es que esto acabe pronto y que los elegidos se pongan de acuerdo para que haya un gobierno que gobierne y realice su trabajo. Todos quieren un trabajo digno y bien pagado, tener un techo, una buena sanidad y educación, que se acabe la corrupción, que los poderes legislativo, ejecutivo y judicial sean independientes, que no haya tantos aforados y que los mayores tengan unas buenas pensiones. La fórmula para conseguir esto es bien sencilla, la riqueza que se produce debería ser de todos y todas las personas tienen derecho a subsistir y a tener lo imprescindible para llevar una vida digna. Esto está al alcance de la mano, pero los partidos políticos y los que gobiernan España aún no se han puesto de acuerdo para conseguirlo y dar un alegrón a los ciudadanos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario