Páginas vistas en total

sábado, 20 de septiembre de 2014

LA GRAN TARDE TORERA

Llegó la tarde mágica del torero alcalaíno Javier González, esa que soñaba cada noche y llegó hoy en la tarde en su pueblo y en su plaza, con Manuel Díaz El Cordobés, como estrella invitada. Javier González besó con vehemencia y por dos veces la arena de la plaza portátil y con fuerza y coraje puso al público alcalaíno en pie y al grito de torero, torero, torero, fue despedido del coso alcalaíno.
Entre medias, hizo dos faenas sublimes, con valentía, coraje, fuerza, muchas ganas y una sangre caliente que dejó helada la del público, que no se creía como podía hacer aquellas cosas, de acercarse cada vez más a sus toros y dejaba un vacío de miedo y de gran silencio en el público y además mató de dos certeras estocadas y los dos toros fueron a morir a las tablas, mientras Javier González miraba al público, se daba golpes en el pecho y el corazón y entre sí, seguro que diría ¡Hoy sí, hoy es mi gran día¡ y el público y el Manuel Díaz el Cordobés se pusieron a sus pies y él estará pensando que lo suyo es seguir dando tardes de gloria a un público universal y no hacer churros en la tasca del Paseo de los Álamos que regenta con su familia.
Javier González salió a hombros con Manuel Díaz y el rejoneador Joao Maura en la plaza de toros de Alcalá la Real.

1 comentario:

  1. Enhorabuena Javier y decian que la estrella era el Cordobes,al menos por esta tarde lo fuiste tu,suerte y que tengas muchas tardes como esta que has tenido en tu pueblo.

    ResponderEliminar