Páginas vistas en total

domingo, 24 de febrero de 2013

EL CONGRESO DE PACO MARTIN YA ESTÁ PUBLICADO

Nunca la presentación de un libro había congregado a tanta gente, pero esta vez no era un libro cualquiera, se trataba de las Actas del II_Congreso sobre Alcalá la Real y  sus aldeas en el que han intervenido 100 investigadores de la Sierra Sur y que además estaba dedicado a la figura del profesor e investigador alcalaíno, Francisco Martín Rosales.
A pesar de la lluvia que cayó intensamente a la hora del comienzo de este acto, 20:00 horas del 22 de febrero, el Aula Magna del Convento de Capuchinos alcanzó un lleno de su aforo, porque alli estaba gran parte de la sociedad alcalaína.
El acto fue presentado por el concejal de Cultura y Universidad, el socialista Rafael Hinojosa, que manifestó que nunca había habido una aportación tan importante en un congreso sobre Alcalá, refiriéndose a las 100 ponencias que habían sido editadas a través de dos libros que ya han sido puestos a la venta por el módico precio de 5 euros cada uno.
Igualmente, el técnico de Cultura Francisco Toro dio fe de que la organización del congreso y de las actividades de dicha publicación habian recaido en el cronista oficial de Alcalá la Real, Domingo Murcia, por último el homenajeado en el congreso, el propio Francisco Martín, dio las gracias a todos los presentes, a las personas que han colaborado en el libro y en el congreso y sobre todo a los concejales del Ayuntamiento y a la propia alcaldesa, Elena Víboras que prestaron su apoyo a este congreso. Añadiendo que no es normal que hayan intervenido unos 100 investigadores en el mismo y al tiempo haya tenido tanto apoyo en el  desarrollo de la edición y de la celebración del congreso.
El congreso se celebró en noviembre del 2012 y en él se rindió homenaje al investigador y profesor alcalaíno Francisco Martín Rosales.
Son dos publicaciones, la primera dedicada a los estudios generales y a los referentes al casco urbano de Alcalá y la segunda a los estudios de las aldeas.
Bajo la coordinación del técnico de cultura, Francisco Toro, la editora alcalaína 3 Impresores ha logrado una cuidada y atractiva edición que, sin duda, será motivo de consulta y estudio para todos los interesados en conocer la comarca alcalaína y ponerse al día en las últimas y más novedosas investigaciones.
Para el concejal de Cultura y Universidad, Rafael Hinojosa, «la edición destaca por su claridad metodológica, al separar los dos campos de estudio, y por haber conseguido la participación general de todos los congresistas, lo que supone un escalón más en el conocimiento de nuestra ciudad y de sus núcleos rurales, haciendo de ello un ejemplo de rigor y de colaboración».
Estas publicaciones se reparten entre los congresistas, departamentos didácticos universitarios, bibliotecas municipales, asesorías patrimoniales, etc. siendo la difusión de las mismas un objetivo en sí mismo, ya que la cultura debe favorecer el conocimiento y el intercambio de experiencias y de iniciativas para que, siendo del uso de todos, conformen un sustrato común en el conocimiento de los pueblos.
La Alcalá, como ciudad de congresos, tendrá en el próximo mes de mayo una nueva cita, los IX  Estudios de Frontera, dedicados al catedrático Emilio Molina, de la Universidad de Granada, ocasión para que se reúnan los mejores arabistas españoles que acudirán a la convocatoria desde todas las universidades españolas.
En el mismo acto se celebró el Día de la Ciencia, dentro del Programa Efemérides, con una conferencia sobre ‘El reloj del Ayuntamiento. Un trabajo de Arqueología Industrial’, que estuvo a cargo del alcalaíno y profesor de la UJA, Rafael López García e Iván Dávila, ambos basándose en los estudios de otro alcalaíno, Fernando de Tapia y Castilla que fue la persona que realizó dicho reloj que aún está funcionando en al torre del actual Ayuntamiento.  Dicha persona llegó a ser muy conocida por la fabricación de relojes, sus obras además de presentar un magnifico acabado, mostraban una gran precisión en la medida del tiempo. En 1779, este alcalaíno presentó a Carlos III un mecanismo que, además de las horas, marcaba las fases de la luna. El rey lo puso al frente de la Real Escuela de Relojería establecida en Málaga, donde permaneció durante dos años tras los cuales tuvo que volver a Alcalá la Real por motivos de salud. El reloj del Ayuntamiento lo concluyó en 1803.


No hay comentarios:

Publicar un comentario