Páginas vistas en total

domingo, 24 de febrero de 2013

CARNAVAL EN FEBRERO

Desde que se cayó la roca de quince toneladas en la calle Moraes de Gamboa, algunos vecinos del barrio no pueden dormir, a pesar de que se están averiguando las causas para poner coto al deslizamiento de piedras.
Hemos estado y estamos en febrero, un mes indómito, con frío y con hielo, nevó un poco e hizo viento y el PP puso sobre la mesa que hay recortes en las urgencias sanitarias de la comarca que faltan médicos, ambulancias y conductores, pero eso no es nuevo, también habría que preguntarle a ellos tantas cosas, si están de acuerdo con la sanidad pública o privada y si el Gobierno de España quiere el bien de todos los españoles o solo el de unos pocos.
Febrero de Carnaval que se viene y se va y todos nos iremos y no volveremos más. Un carnaval oficial, de programación y concursos, pero que ha perdido la chispa de aquellos carnavales libres, de gran diversión, con disfraces baratos pero con ingenio. Ahora el carnaval está financiado por el Ayuntamiento y por doce empresas, como si la diversión tuviera que subvencionarse para ser efectiva, pero también hay que gente que se lo trabaja durante varios meses para dar alegría al personal.
 Y a finales de enero se murió mi amigo Manolo el Sereno, estuvo comiendo migas con Michael Jacobs y otros amigos, se fue a su casa, se quedó dormido y amaneció helado en el sofá. A otro día lo llevaron a urgencias de Granada, pasó un día  casi entero allí y lo devolvieron a su casa. Allí, estuvo otro día y viendo que la vida se acababa, hizo mutis por el foro, sin dar quehacer, y se fue a un lugar desconocido, hasta se dejó su Suzuki en la puerta de su casa y sus tres perros siguen dando vueltas por aquellos parajes.
 Febrero, también, ha servido para poner en funcionamiento una nueva editorial, con un nombre mixto entre pez y sapo: Pezsapo e Inmaculada Puche, su responsable, dijo que en tiempos de crisis es bueno crear una editorial, porque estaba loca y de la locura puede salir algo nuevo, ojala que alumbre muchos libros y que ellos iluminen las mentes de las gentes de la comarca o que al menos nos diviertan en los días de aburrimiento o de asueto.
 Y, estando así, la alcaldesa se fue a Dinamarca, a llevar el nombre de Alcalá por este país del norte de Europa y dice que el viaje ha tenido sus frutos y para la Semana Santa vendrán periodistas de dicho país a visitarnos y después dirán las excelencias que han visto y pronto vendrán daneses a Alcalá la Real a ‘turistear’ y hacerle fotos a la Mota.
 En los primeros días de febrero hubo fiesta: las Lumbres y la Candelaria y las primeras se festejaron en los diversos barrios, las hay más antiguas y otras de nuevo cuño. A la Candelaria acudió media Corporación Municipal, bajo mazas, la otra media no va a estos actos, aunque todavía los que van son mayoría. Y, como siempre salió la procesión de la Virgen de las Mercedes, dio una vuelta por el Paseíllo de la Mora y fue seguida por cientos de fieles.
 En fin, febrero ha sido un mes malo, con muchos más escándalos en toda España, sobre todo de la clase política y ellos, los políticos siguen sin reaccionar, echándse la culpa los unos a los otros, mientras los ciudadanos quieren arreglar sus asuntos y salen a la calle y firman manifiestos y buscan soluciones a esta crisis que ya dura mucho tiempo.
 Febrero es carnavalesco y la gente alcalaína se sigue divirtiendo y además, Roko se sigue consagrando y ganando concursos, y dio una nueva alegría a los alcalaínos, ganando ‘Tu cara me suena’ y cada vez tiene más seguidores, cada vez es más grande y con ello Alcalá la Real es más importante y al lado de Roko se pone el nombre de Alcalá y se conoce este municipio cada vez más.
Adíos febrero, adiós, que se acaben los fríos y haga un poco de calor y que la primavera traiga destellos nuevos y mejores a los alcalaínos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario