Páginas vistas en total

sábado, 13 de agosto de 2011

UN MATRIMONIO DE TAXISTAS


El matrimonio formado por Manuel Pareja y Pilar García ha formado un nuevo vínculo por su trabajo, ambos conducen un taxi y comparten alegrías y penas tanto en casa como en el trabajo.
-¿Cómo es que los dos trabajáis como taxistas.
-Pues empecé, al principio solo y mi mujer se inició después, porque entre otros asuntos teníamos un niño pequeño que criar. Comenzamos con el taxi porque me dedicaba al tema del volante con autobuses y transporte de pasajeros y aunque desconocía el sector del taxi, probé y me gustó y seguimos ahí y ahora cumplimos seis años.
-¿Pero su esposa como se hizo taxista?
-Ella se hizo, también, taxista por mediación mía porque es un negocio que para que trabaje una persona de la calle, pues mejor que lo desarrolle ella y ahora va hacer dos años que comenzó en estas labores.
-¿Cuál es vuestro horario?
-Hombre, pues muy fácil. En un matrimonio es fácil. Ella está durante el día y yo trabajo las tardes y parte de la noche. No voy a dejar a mi señora por la noche, no es prudente ni seguro.
-¿Qué sucesos le han ocurrido en el taxi?
-Pues durante el trabajo se presentan todo tipo de sucesos. Hay muchas anécdotas, de gente de todo tipo, de enfermos, de personas que vas hacerles un servicio y hacer como de ambulancia y también todo tipo de situaciones normales, es trasladar a la gente. Nos ponen la mano y los subimos al taxi y los llevamos donde nos dicen. Hay gente que no nos paga que nos dejan tirados porque es verdad, se suben, nos dicen llévenos a tal sitio y luego se bajan, dan el portazo y si te vi ya no me acuerdo.
-¿Cómo compagináis el trabajo en la casa?
- Pues hombre, si trabajo toda la tarde y parte de la noche, cuando llego me acuesto y estoy toda la mañana durmiendo, mi mujer se va por la mañana y lleva al niño al colegio y el tramo horario que el niño está en el colegio, es cuando ella trabaja en el taxi. Y vuelve sobre las 16:00 horas, a esa hora intento que esté la comida hecha por mí y comemos los dos, ella se queda con el niño en la casa y comienzo a trabajar.
-¿Es rentable el negocio?
-Hoy por hoy, con el tema de la crisis, la verdad está costando mucho trabajo porque las licencias que hay concedidas con la demanda que hay no es compatible, pero hace seis años cuando empecé si era rentable, había mucha demanda y la gente no se miraba el bolsillo para hacer uso del taxi y hoy en día sí que se miran, pero un servicio de taxi para cuatro o cinco personas puede salir más barato que tomar el autobús. También el servicio tiene peligro, porque no se sabe quién sube al taxi, y cada persona es un mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario