Páginas vistas en total

sábado, 7 de marzo de 2015

PODEMOS COMO INOCENTES POLITICOS

Todo es nuevo en Podemos, caras nuevas, políticas nuevas, personas que por primera vez se dirigen a los electores. En fin, son gente de Podemos que, según ellos, se han propuesto cambiar el rumbo de la sociedad española y que sean los propios ciudadanos quienes tomen las riendas de sus propios destinos. Son inocentes, no tienen ‘tablas’ políticas, actúan, hablan, reflexionan con espontaneidad y sobre todo tienen ilusión por tener un mundo mejor, y creen que son capaces de lograrlo. En Alcalá la Real, el pasado viernes 6 de marzo, comenzó el bautismo político de algunos hombres y mujeres de Podemos, fue en el teatro Martínez Montañés, pero no lograron llenar su aforo, llegué a contar más de 100 personas, algunos llegados de otros sitios. Estos jóvenes no son políticos profesionales que van en busca de un sillón en el que apoltronarse de por vida, son gente normal que siente y padece y que se ‘han líado la manta en la cabeza’ para luchar por un mundo mejor. Creen en el pueblo y sin el pueblo nada se podrá hacer, por eso repitieron hasta la saciedad que son los propios ciudadanos de Alcalá y de todos los sitios de España quienes se tienen que implicar en los asuntos que les atañen. Allí, estaban en el escenario del Martínez Montañes, el joven alcalaíno Jairo Martínez, que es secretario general de Podemos en Alcalá; Mercedes Barranco, candidata número uno por la provincia de Jaén a las elecciones autonómicas; Miguel Moreno, otro candidato por Jaén y Rocío Filpo, candidata por Málaga. El joven Jairo estaba nervioso, era la primera vez que se enfrentaba a un escenario de este tipo, pero a pesar de su nerviosismo y de quedarse sin voz, dijo que venía de una familia humilde, que su padre trabaja para sacar a su familia adelante, y que él estudia en la Universidad y le queda tiempo para organizar acciones politicas que redunden en beneficio de los vecinos de Alcalá y contó que la deuda del Ayuntamiento es insoportable, que se han hecho muchas obras faraónicas, que el 60% de los jóvenes alcalaínos están en paro y que el polígono del Llano Mazuelos está aún desierto. Estos jóvenes estaban nerviosos pero tenían las ideas claras y las fueron desgranando para los vecinos de Alcalá. Quieren una democracia nueva, con caras nuevas, con leyes nuevas, que den seguridad a jóvenes, niños y mayores, quieren que el pueblo participe en la edificación de una nueva Andalucía y de una nueva España, quieren una buena educación y sanidad, y quieren que se salga de la exclusión social y que todos tengan una vivienda, eso es lo que más o menos dijeron, pero la última palabra se la dejaron al pueblo y que éste vote con compromiso el día 22 de marzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario