Páginas vistas en total

martes, 19 de marzo de 2013

MI PADRE

Nunca he hablado de mi padre, se llamaba Juan y murió hace tiempo, cuando yo tenía 17 años, recuerdo que estaba en una mala etapa de mi vida, había dejado los estudios y me había ido a recoger aceitunas a un cortijo de Torredonjimeno. Era trabajador y buscavidas, trabajaba en el campo y tenia algunos animales. Después, comenzó a vender algunos productos por los cortijos, los intercambiaba por huevos, pollos, habichuelas y después montó una pequeña pescadería y una tienda donde vendía de todo, junto con mi madre. Se levantaba a las cinco de la mañana para ir a por el pescado a Alcalá la Real, con un burro recorría los 24 kilómetros de ida y vuelta y después andaba por todo Frailes para vender los boquerones y las sardinas de la costa. Un día tras otro hasta que murió. A mi me gustaba ir con él al Cerro del Endrino, donde teníamos unos 15 o 20 olivos, por el camino me encontraba con Miguel Montes que era mi amigo de la infancia y con su abuela la Paz, que vivía en una cueva en los Cantones. También iba a buscarlo a las tabernas, me daba un sorbo de cerveza y una patatilla. He heredado de él la pasión por llevar los zapatos limpios y brillantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario