Páginas vistas en total

miércoles, 20 de marzo de 2013

ENTREVISTA A MAMEN BARBA

Me llevé una sorpresa agradable cuando escuché por primera vez la voz de Mamen Barba, me reí con descaro las dos veces que presentó el Carnaval alcalaíno. Esta mujer alcalaína-malagueña o viceversa se ha ganado ser nombrado, por mí, la musa del carnaval, aunque tiene otras esperanzas que se irán descubriendo en el futuro.

-¿Cuánto tiempo llevas viviendo en Alcalá la Real?

Veintidós años.

 -¿Cómo han sido estos años y que impresión tenías de los alcalaínos antes y ahora?

-Han sido años de cambios, de aprendizaje, de experiencias y de madurez.
En este tiempo hubo bueno y menos bueno, aunque me quedo siempre con lo bueno.
Los alcalaínos siempre fueron acogedores conmigo, aunque al principio me costó mostrarme tal como soy. Imagino que siempre hay un periodo de adaptación, y el mío fue breve.

 -¿Qué características has encontrado en los alcalaínos?

Los alcalaínos son familiares, trabajadores, honestos, sencillos, no excesivamente abiertos, cariñosos y acogedores. Me siento muy querida en Alcalá.

 -Como mujer, ¿Cómo ves la situación de las mujeres alcalaínas?

-Las mujeres en Alcalá tienen un papel destacado y están bien valoradas.
Es una mujer la que dirige nuestra ciudad y otra mujer la que trabaja en la oposición acompañadas de sus respectivas concejalas y concejales.
Me gustaría destacar la labor de las mujeres de Alcalá y las aldeas, dignas de elogio, ya que trabajar en el campo es muy duro y ellas son capaces de  compaginar esta labor con la de madres y esposas.

 -¿Ves necesario la celebración de un Día de la Mujer?

-Es bonito que haya un día de la Mujer, pero no lo considero necesario, también debería celebrarse el día del Hombre, ¿ por qué no?

 -¿Cómo es tu vida diaria?

-Como la de todos, rutinaria, aunque no monótona. Procuro disfrutar de todo lo que hago, sea lo que sea, así la vida es más llevadera.

 -¿Cuál es tu filosofía vital?

-Me gustaría vivir cada día como si fuese el último de mi vida, pero como eso no es posible, procuro saborear al máximo cada experiencia que me toca vivir.

 -¿Qué te ha enamorado de Alcalá la Real y que te ha defraudado?

-Me enamoró su gente, su paisaje, su gastronomía y su clima!
No había visto nevar nunca hasta que llegué aquí. Fue maravilloso. Todavía recuerdo ese momento, estuve mucho tiempo dejando caer la nieve sobre mí. Que sensación!

-¿Qué potenciarias en el municipio y qué quitarías?

-El turismo, Alcalá es aún un lugar a descubrir.
También potenciaría más el Llanillo como zona comercial, como en las grandes ciudades, con tiendas atractivas y lujosas.

 ¿La vida es un Carnaval?

-Sin duda alguna. La vida es un carnaval en el que todos llevamos máscaras, caretas y disfraces. En la vida como en el carnaval nadie muestra al cien por cien su propio yo.
Y  creo que eso es bueno porque en caso contrario los demás nos conocerían tanto como nosotros mismos.

-¿Las mujeres tienen las mismas oportunidades que los hombres?

-Así debería ser, pero lamentablemente en algunas ocasiones no es así.
Yo me siento afortunada de vivir en este país porque lo que sí es cierto es que en otros lugares de nuestro planeta hay miles de mujeres que no tienen ninguna oportunidad. Otras personas deciden por ellas, no pueden ni descubrirse el rostro, ni tomar una decisión, son víctimas de la ablación… no hay nada más indigno.

 -¿Qué cosas te interesan?

-Me interesa casi todo sin profundizar en casi nada.

 -¿Cómo sería tu gobernante ideal, aquí en Alcalá y en España?

-Una persona honesta con sus votantes, fiel a sus principios, cumplidora con sus promesas y que fuese capaz de cambiar la justicia en España.

 -¿Qué es la crisis?

Es el resultado de la irresponsabilidad de muchos, el despilfarro de tantos y la credulidad de todos. Tenía que llegar.

 -¿A quién te gustaría seducir?

-A la persona que me oye. Las mejores armas de seducción son la mirada y la palabra.

 -¿Qué personaje alcalaíno te fascina?

-Hay algunos que realmente me interesan y me han llegado a entusiasmar, pero si te lo dijera sabrías tanto de mí como yo.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario