Páginas vistas en total

martes, 31 de julio de 2012

31 DE JULIO DE 2012

Hoy me levanté pensando qué quién se había llevado el 'estado de bienestar' y tengo la respuesta. La ineptitud de la gente que nos ha gobernado en los últimos años ha hecho que tengamos una España sin respuesta. Los culpables hemos sido todos. Desde las 17 autonomias que han gastado sin control y que han ofrecido una serie de servicios que no servían para nada, como televisiones autónomicas o parlamentos que nada deciden, hasta el españolito de a pie, que ha ido cobrando subvenciones o plataformas de desempleo, sin que le pertenezcan.
Los bancos y los gobernantes son los principales culpables de la situación que ahora padecemos. El boom y la burbuja inmobiliaria arrastra ahora la prima de riesgo y se lleva las prestaciones esenciales en sanidad o en pensiones, pero no es eso solo, los ricos españoles no pagan los impuestos que deberían y la imposición está cargada en las clases medias y menos favorecidas. Las prebendas de los políticos son inauditas, desde los grandes sueldos, las subvenciones para vivir en Madrid teniendo una vivienda, las subvenciones durante años cuando dejan el puesto y el sillón de mando, las dietas, los coches, los chóferes, los teléfonos móviles, los ordenadores, a cualquier senador o parlamentario le dan el pequeño ordenador para que se divierta y esté en comunicación unos con otros. Todo eso cuesta mucho dinero y siguen cobrándolo sin ningún pudor. Ahí está el ejemplo Dívar, el expresidente del Tribunal Supremo, un señor que debería devolver todo lo que se ha llevado y lo que hacen es darle un sueldo más, por los servicios prestados y una pensión de mil pares de cojones. ¡Viva España¡.
Ahora nos han puesto a mirar la bolsa y la prima de riesgo a todas horas, como si eso fuese la causa de nuestras desgracias. Y siguen los mismos políticos con sus mismos perros gobernándonos. Sin quitarse ni una prebenda, ni un ápice de sus emolumentos. Si un gobierno pide sacrificios a la población, debe dar ejemplo y ponerse unos sueldos de crisis. Nada de esas cantidades millonarias que cada día oímos en la televisión.
Hay tantas cosas que están mal y que aún no han sido, ni siquiera, mencionadas que esto se alargaría mucho.
En el plano local, ayer hablé con el edil de Presidencia y de Hacienda, el socialista Carlos Hinojosa y le pregunté por el rumor sobre la posible salida de Elena Víboras para la Junta de Andalucía y me dijo que era un rumor de verano y que eso no tenía consistencia que era un invento de los periodistas. En fin, el tiempo dirá la última palabra.

sábado, 28 de julio de 2012

RAFAEL HINOJOSA SE CONFIESA

El concejal de Cultura y Universidad, el socialista Rafael Hinojosa me concedió una entrevista y habló de lo divino y lo humano. Aquí está entera.

-¿Qué resumen hace de la cultura alcalaína en estos últimos años?
-Había que hacer un resumen de la primera legislatura y después un replanteamiento o viraje que he pretendido darle en esta segunda etapa. En la primera, yo reconociendo los dos fracasos que tuve, que son los dos de tipo, digamos, ideológico y que se concretan en que no es posible cambiar la letra del himno alcalaíno, un himno que para mí no tiene ningún sentido que habla de unos temas y con un vocabulario de otros tiempos, muy imperial, muy guerrero; creo que esperaba hacer una letra mirando al futuro, donde la integración y la multiculturalidad y el patrimonio se cantara de otra manera y en eso fue un fracaso y parece y lo pongo siempre como ejemplo que un incidente sin importancia para mí, sí la tiene porque refleja lo que es el trasfondo ideológico que debe estar siempre en una concejalía de Cultura. En esta segunda legislatura se ha arreglado mucho con la separación de la misma entre cultura y festejos, ha sido una gran decisión que además tiene un gran valor pedagógico porque la gente se está acostumbrando a separar ambas materias y eso era uno de los objetivos que se pretendía y mientras estuvieran juntas esas dos competencias, sería muy difícil separarlas. Poco a poco esto se va entendiendo y creo que ha sido bueno. El otro fracaso es el tema de las cofradías, es un tema tabú que yo, al menos, me considero impotente para arreglarlo, entonces, pues nada, he dejado esas competencias. A mí me han liberado de un trabajo en el que realmente me sentía sinceramente fracasado.
Estoy muy contento de dos o tres programas que sí han calado: el programa Efemérides, era un programa de cultura laica, son nueve fiestas que pretenden fundamentar valores sociales y democráticos, como la libertad, la tolerancia, como un esfuerzo por la multicultura, y estoy contento porque el pueblo lo ha entendido, de tal manera que Efemérides es una referencia que creo que seguirá como alternativa a todas las fiestas religiosas que tiene Alcalá y que en fin, está muy bien que las tenga pero que deberíamos tener un calendario festivo paralelo de carácter laico y en ese sentido se está haciendo bien en sus dos campos: en la escuela se explica y comenta el manifiesto y por las tardes a base de un acto como un concierto o teatro.
Fue una pena que por la cuestión de la crisis y esa fue la razón desapareciera el programa Municipalia que pretendía que las aldeas se incorporaran también a la cultura, entonces celebramos cuatro fiestas aprovechando las estaciones del año: la matanza, la era, el vino y el remate. Funcionó bien pero había que recortar y se hizo.
Contento, también, de que a la cultura se le ha dado una base humanística y filosófica, con los dos ensayos que se han escrito se están leyendo muy bien, los están pidiendo mucha gente y aquí hay, al menos, un fundamento histórico de lo que se entiende, siempre desde un socialismo utópico, por cultura y creo que se están incorporando algunos colectivos que no se incorporaban y hay otros que no lo han hecho y no lo van hacer.
-¿Seguirá aspirando a la concejalía tras esta legislatura?
-Tengo dicho por ahí y lo que digo lo pienso y lo que pienso, normalmente, lo hago que creo que está bien ocho años, es un tiempo suficiente para haber hecho algo de lo que quería, tampoco conviene enraizarse porque caes en el hábito, y conviene dar paso a gente con otras ideas.
-¿Qué piensa, en general, de los alcaláinos?
-Bueno, recuerdo que Amici Culturae organizó una mesa redonda sobre eso que llamó ‘la esencia alcalaína’ o si había una manera de ser típica alcalaína y allí dije lo que pensaba. Creo que el alcalaíno tiene grandes valores pero tiene también algunos defectos que casi, casi, casi, son menos pero en mi opinión son más graves y a mí me da un saldo no muy positivo. Es una persona hospitalaria, abierta, más con la gente de fuera, facilón para dar homenajes a los de fuera y es más difícil para reconocer a la gente de dentro. Es una persona que está orgullosa de su pueblo, en el sentido de que lo defiende y eso es positivo sin caer en el chauvinismo y después creo que es un hombre interesado por la mejora social y económica e incluso por el mismo y los suyos. Es un pueblo muy pegado a la tradición en el peor sentido de la palabra; la tradición es algo que hay que conservar pero no todas las tradiciones y no todo lo que entra en ella, habría que razonar qué tradiciones, qué tipos, qué elementos son sustituibles porqué sino nada entonces podría evolucionar, por ejemplo muy apegado a la cofradía, a las procesiones, a un folclore que eso en el siglo XXI es negativo. Y quizá, también, una persona que como resultado de lo primero, en el fondo es inmovilista. Sí aplaude, a lo mejor, lo nuevo pero cuando se le dice que hay que evolucionar o se le invita a cambiar hábitos, le cuesta mucho trabajo. Y a la gente de aquí, normalmente, la trata peor que a la de fuera.
-¿Cuáles son las prioridades de su vida?
-Si esa pregunta me la hubiera hecho hace 50 años… Siempre lo he dicho y creo que lo entiende la gente y no hay ninguna presunción en ello que yo ya tengo el currículum hecho y lo he dicho muchas veces y para bien o para mal lo que he servido o no, ya prácticamente está agotado, es decir estoy despidiendo el currículum, pero lo que ha sido importante en mi vida y en ese sentido, a lo mejor, he fracasado, me considero una persona honestamente muy profesional, he dado muchas horas con ilusión y ganas y lo tengo en mi haber y nadie me lo va a quitar, he creído que a través de la enseñanza se puede cambiar la sociedad. Después, tengo la gran suerte de que he conseguido a ser profesor de Literatura, el unirle la afición literaria y eso poca gente lo puede decir que trabaje en una cosa que además te gusta, con ello disfruto y me divierto.
En otros valores, creo que en otros tiempos he debido hacer algo más por la sociedad, yo me fui del PSOE  en el año 1982, pero fue por una serie de hechos que ocurrieron en Granada, con gente trepa y me fui cuando ganó Felipe González.
Me hubiera gustado, siempre lo he dicho, ser un mejor referente familiar y ahí deba entonar el mea culpa en muchas cosas, no solo por el tema de mi separación en el año 1981 sino porque realmente creo que quizás la familia como prioridad y como objetivo ideal la he tenido un poco más descuidada. En donde fracasa uno es lo más importante, es en el amor; esa lucha del amor, lo que pasa es que Benedetti y Neruda lo dicen muy bien. ‘El amor bien entendido es esa batalla que siempre terminar perdiendo pero cada día te levantas queriéndola ganar’. Y ahí tengo mis luces y sombras, pero también lo decía Neruda ‘para sufrir he nacido y confieso que he vivido’.
-¿Cómo serán los Festivales de Agosto?
-Están prácticamente cerrados y mira el formato es que no da para más. Son casi como siempre, entre otras cosas lo que sí me interesó cuando llegué aquí, es distinguir los festivales o aprovechar Etnosur para en los festivales dar otra muestra, otra cara. Si en Etnosur estamos ante un evento exterior, cosmopolita que la gente de fuera nos enseña, nos muestra lo que hace. Pensé que los festivales deberían ser algo de Alcalá que se mostrara y en ese sentido se está consiguiendo, por ejemplo hay una gran aportación de los grupos alcalaínos, no solamente de música sino de pintores y de artistas que creo que no son solamente la coral o la banda de música, o incluso Amici Culturae sino muchos que desde el punto individual y en pequeños grupos están presentes y se dan a conocer. Por ejemplo, en la exposición de Expopinta vamos a incorporar a un señor que se llama Liranzo con ochenta y tantos años que tiene su casa llena de artículos hechos de artesanía, en hierro, en madera que hace auténticas maravillas y está ahí y habrá 300 0 400 objetos.
Entonces el formato es más o menos lo mismo, otra vez la zarzuela, considero que la zarzuela haya una coral que la escenifica muy bien y como elemento coral entra de lleno en los festivales, con distinto programa. Tendremos otra vez Expopinta, Countrymass, el concierto de la Pep Ventura que es un concierto maravilloso y con un programa de categoría y con siete u ocho solistas que son ya profesionales. Habrá teatro clásico de corte nacional y con más prestigio, con grandes premios conseguidos y dos obras más de relleno. Son conciertos, recitales, teatro y música.
-¿La cultura vecinal se tiene que financiar por el Ayuntamiento?
-Leía el otro día un ensayo sobre el mecenazgo y le pagaban a los artistas, creo que el mecenazgo debe de existir y creo que la subvención debe eliminarse. Entendiendo por subvención lo que se hace por ejemplo en Alcalá, no se puede subvencionar por el hecho de ser una simple asociación, uno se lo gasta en arroz caldoso y ponche, el otro en arreglar el Cristo y el otro en otra cosa. Creo que pretendo llevar el cambio de esto. Subvencionar por programas, de tal manera que cada asociación debe presentar un programa de actividad, con su presupuesto, objetivos, calendario, itinerario y entonces el Ayuntamiento puede subvencionar programas. Creo que es una polémica que está en la actualidad, unos dicen lo del pesebre, otros lo del pan y circo, etc. La cultura siempre, siempre, siempre ha sido subvencionada o por lo menos ha sido, de alguna manera, financiada por la autoridad de cualquier tipo. Lo que ocurre que creo que las circunstancias se deben cambiar o al menos las condiciones. Pero que un Ayuntamiento financie la cultura vecinal no lo veo mal, de verdad. Creo que las asociaciones deberían, por todos los medios, buscarse otros medios de financiación, como ir a los bancos, a las empresas pero eso aquí en Alcalá no se hace.
-¿Qué asociaciones locales están aportando algo a la cultura alcalaína?
-Siempre hablo aunque mucha gente cree que no se deben hacer distinciones, que se deben hacer distinciones. Lo justo es que quién trabaje sea aplaudido. Entonces hablo de asociaciones preferentes, en Alcalá hay cinco o seis asociaciones que colaboran de manera sistemática y regular con la cultura, que presentan actividades de una manera continuada y que se mueven. Estoy hablando de Amici Culturae, la Tertulia Flamenca, la Pep Ventura, la coral Alfonso XI o Alcalá Teatro y esas asociaciones están trabajando, están colaborando, están aportando algo y luego hay otras que no, que solo ponen la mano para la subvención y ya está y hay asociaciones de aquí que todavía no se han presentado, ni una vez, a la concejalía. Se debe hablar de asociaciones preferentes. También hay que nombrar la asociación Huerta de Capuchinos que organiza muchas acciones y la de Enrique Toral y cuando se organiza un viaje cultural, estas personas trabajan y la gente lo aplaude cuando lo hace.
-¿En qué se refugia cuando vienen mal dadas?
-Sin duda, en la escritura, es mi salvación, se ha dicho que ella nos sirve de medicina y a mí desde luego me hace un gran bien, me refugio en eso, sufro pero al mismo tiempo me cura, sin escribir no me reconocería y seguiré escribiendo hasta que me muera. Me gusta el ensayo y la poesía y disfruto y aprendo muchas cosas y tengo cierta facilidad para la poesía. La poesía es un género de minorías y lo va a seguir siendo.
-¿Puede añadir algo?
-Lo que quiero siempre es decir que he venido aquí a Alcalá, tras 32 años, yo tenía mi vida orientada de otra manera, no estaba en mis pensamientos ni en mi futuro estar aquí como concejal, pero si quiero agradecer esta oportunidad que me ha traído algunos problemas pero que realmente me está haciendo una especie de examen de lo que yo hubiera sido capaz de hacer, dentro de mis posibilidades y para demostrarme a mí mismo si era capaz de hacer algo. Aunque yo no me considero político y soy una persona que está en esta concejalía y soy un intelectual en el sentido de que me gusta aprender. Aquí en este campo me encuentro a gusto y me ha dado la oportunidad para dar algo y estoy agradecido y me deslindo de ese puesto de político profesional o convencional.

jueves, 26 de julio de 2012

26 DE JULIO DE 2012

El verano camina con aires frescos por las mañanas, mientras Etnosur se quedó atrás y aún están limpiando los detritus que todos dejaron. Las caras de los conciudadanos son de preocupación, España se ha quedado descompuesta y sin novio. Los señores del PP como los del PSOE  no saben arreglar las estafas, de todo tipo, que nos han causado y todos entendemos de la crisis pero ésta no se soluciona.
Por aquí, ahora dicen que la alcaldesas Elena Víboras se va a ir a la Junta de Andalucía, será como delegada en Jaén, pero ese rumor aún no se ha confirmado. También dicen que su sustituto será el delfin Carlos Hinojosa, que ya estará preparado para el puesto, por algo lo colocaron como número dos y está fogueado en cuesstiones de la Junta de Andalucía.
Y, seguimos como si no hubiera crisis, gastamos como siempre, los 330.000 euros en Etnosur, como si fuésemos ricos, como si ese dinero no nos sirviese para cosas más necesarias. Ahora, los Festivales de Agosto con otros 35.000 euros del ala, y las fiestas no se acaban, los cohetes, la pólvora, la cera sigue intacta, casi todo es humo y pólvora de rey, ásí no se solucionan las cosas, pero, por lo visto eso es lo necesario.
Hemos creado grandes infraestructuras: hospital de alta resolución, Edificio Joven, Piscina Cubierta, Guardería Infantil, Edificio de Usos Múltiples, Edificio para mayores..., todo muy bien, pero ahora hay que mantener todo este tinglado y no sé si habrá dinero para hacerlo. Hay muchas necesidades y poco dinero para mantenerlas, los gobernantes deben priorizar los gastos, saber que es lo más necesario y poner nuestros impuestos en asuntos que sirvan para todos.

jueves, 19 de julio de 2012

EL PLANETA ETNOSUR VUELA SOBRE ALCALÁ LA REAL

Los sonidos del festival Etnosur vienen cargados de energía y todo está preparado para iniciar una nueva edición que traerá alegría, música, debates, premios, circo y animación a todo el municipio alcalaíno.
Etnosur es, como siempre, un alentador de pasiones, un festival vivo que tiene defensores y detractores pero que no es insensible a nadie. Así, el concejal de Cultura, el socialista Rafael Hinojosa ha escrito en su blog: El Náufrago lo siguiente ‘Con el calor de los grandes acontecimientos, como viento preñado de colores y músicas, de ritmos saltarines, en la Alcalá de las sierras medievales, para el ocio y la cultura sin fondo, sin barreras, para la tolerancia plural de nuestros pueblos, por calles y jardines, fortalezas y piedras …. ¡Buenos días, Etnosur!
Yo te saludo, náufrago en la Goleta, frente al mástil de todos los océanos, desde África y su vientre desnutrido, desde Asía en la paz de las planicies, desde la Oceanía oceánica y lejana, desde América latina y yanqui, inmensa, misteriosa, desde la Europa nuestra, huella en la huella y paz en la batalla.
Contra todos los localismos de campana, según nos hablan las escrituras profanas, sin pelos en las lenguas malheridas, a caballo de los gritos despiadados por anónimos cornetas, sobre el mapa planeta de la Tierra.
Que el circo y la risa, los foros de la crisis, la nostalgia en las máscaras; que las danzas hawai, el canto zarabanda de todos los juan perros; que la etnoteca susurro, el maquillaje áspero, la narración preñada de todos los conciertos; que los dioses de hombre, la gorra que nos pasa, el soplo de las músicas… que todo vuele a la región de las águilas con el sabor y el olor alcalaínos… Que el juez Garzón tenga voz entre los ecos.
Bienvenido seas, Etnosur 2012. Con el aplauso de todos los clarines del mundo’.

Etnosur sigue siendo una puerta abierta a la ilusión, un fin de semana largo  a la presunta felicidad, un pensar en la diversión, algo mágico fuera de lo común, como un encuentro inesperado con alguien que trae los bolsillos llenos de ilusión, de alegría, de euros, de amor, de armonía, pero que puede terminar mal, eso no importa, porque el final aún está lejos.

Cuando la música llega al Paseo de los Álamos, cuando la Banda del Soplo se instala en el Templete de los Músicos, miles de rostros girarán hacía ellos y allí las músicas de los cuatro vientos se dispersarán por la Sierra Sur y los corazones de miles de personas, de aquí y de allí latirán con fuerza, es el instante mágico de Etnosur que tiene un recorrido largo, llenando casas, restaurantes, pisos, acampadas, tiendas y supermercados, calles y plazas, un reguero de personas invade Alcalá la Real, de norte a sur, de este a oeste. Son ellos, es el ejército de Etnosur, vienen cargados de ilusiones, de encuentros, de pensamientos…. Por la Avenida de Andalucía, por la de Iberoamérica, o la de Europa, sus figuras sin maletas, casi sin equipaje, con perros, con humo, ansiosos de beber, de escuchar, de reir, de gozar; deseosos de comer, de oir, de acabar con la crisis, de traer otros mundos, de enseñar que se puede vivir sin nada. Están aquí, duermen en cualquier lugar, traen alegría, dinero, ilusión y se mezclan con los de aquí, visitan la Mota, el Palacio Abacial, van de aquí para allá. Se interesan por los talleres, se duchan, se sientan, consumen, meditan.
Hombres, mujeres y niños. Mayores, menores y menores con reparo. Todos están aquí, durante tres días, inundando de todo esta ciudad de frontera, tratando de olvidar la crisis o quizás no han llegado a conocerla, son únicos, son especiales, son ellos, desde hace quince años. Son peculiares, pero aman, sufren, disfrutan y son una alternancia a cualquier vida.

martes, 17 de julio de 2012

17 DE JULIO 2012

El ligero viento que corre por las mañanas de julio es refrescante, mientras que al mediodía quema el cuerpo y hay que refugiarse en algún lugar de la casa y poner el ventilador para poder hacer una pequeña siesta. Seguimos esperando a Etnosur, algunos, mientras otros piensan en perderlo de vista y las agencias de viaje como son listas, colocan cebos en sus escaparates para que piquen los anti Etnosur y que puedan vivir los tres días en una playa de Almería, a precios baratos. Etnosur levanta pasiones en contra y a favor y desde que nació es así y que le vamos hacer. Ahora están vallando los parque para que los ejércitos etnosureños de vanguardia no los perjudiquen.
Mientras tanto, en la aldea de Santa Ana están preparando la fiesta de La Abuela y a ciencia cierta que triunfarán, porque hay otro ejército de más de 670 personas que como cofrades apoyan esta fiesta que es una de las más importantes de las aldeas alcalaínas, por ello Santa Ana es la mayor en número de habitantes de todas ellas.
Y seguimos con la crisis y con Rajoy y los suyos asfixiandonos hasta no poder más y resolviendo pocas cosas y es que las cuestiones que los responsables españoles han ido realizando durante estos últimos años, han sido equivocarse y volver a equivocarse y no solo los gobernantes sino los españolitos y la corrupción está a todos los niveles, desde el que no paga impuestos o cobra el paro sin tener que hacerlo hasta los ineptos gobernantes que nos han dejado en pelotas y con una deuda galopante.
Eso si, fiestas no faltan. Desde el barrio de los Sauces, hasta Santa Ana, en cada una de las aldeas, en Frailes, o en Polopos, nuestros pueblos son una continua fiesta y luego nos quejamos de lo mal que va todo. Mientras en Frailes nos gastamos más de 3.000 euros en ver unas pocas películas de estreno que por unos pocos euros se pueden ver en el salón de nuestra casa y se le ha dado a una retahila de cofradias unos cientos de euros para que organicen fiestas y procesiones obsoletas, cuando la religion es algo interior que atañe a cada uno en particular. Y como todos nos conformamos que le vamos hacer si la vida es así. Pero el dinero debería servir para hacer cosas esenciales en la vida de los que más lo necesitan y no tirar con pólvora de rey el dinero de todos.

miércoles, 11 de julio de 2012

VIVA RAJOY

Eso, que viva Rajoy, que como Zapatero ha creído en los esforzados funcionarios para salir de la crisis. Ha estado pensando varios meses en resolver los problemas de España y como Zapatero, ha reflexionado y ¡helo ahí¡ que la solución la tenía a flor de piel. Los funcionarios debemos estar orgullosos porque nuestros gobernantes acuden a robarnos, cada poco tiempo, para salvar al país. Y eso es de agradecer, que todo el ejército de funcionarios seamos los garantes de la estabilidad de una España que ahora no está en sus mejores momentos.
Rajoy no ha acudido a las grandes fortunas, porque a esa gente hay que dejarla que se divierta, que recorra el mundo en permanentes vacaciones y que sean embajadores de España. No ha acudido a eliminar a miles de políticos que no hacen nada pero que nos representan y son los abanderados de los ciudadanos. Tampoco, ha acudido a eliminar gobiernos autonómicos, porque para qué, así no hubiera ERES, ni mineros cabreados ni trabajadores de Santana andando hacía Sevilla.
Tampoco ha acudido a los banqueros, porque a esos los tiene que mimar, dándoles dinero por un tubo para que los españoles podamos seguir endeudados y no tengamos derecho a nada.
En fin, Rajoy como Zapatero ha hecho lo que tenía que hacer y todavía puede hacer algo más, como retirar las vacaciones, porque los funcionarios españoles somos los que más vacaciones tenemos en el mundo.
Los pilares de España están cambiando: antes era la Monarquía, el Ejército, la Iglesia, en los que se basaba el Estado para funcionar bien. Ahora, el pilar es el Funcionariado. Por eso, hay que sentirse orgullosos.

11 DE JULIO DE 2012

Hay veces que mi mente se queda en blanco. Parece como si todo se me olvidara. Hago ejercicios de memoria y vuelvo a recordar mis actores favoritos: Eusebio Poncela, Blanca Portillo, Paul Newman o cualquier otro. Sale cualquier personaje en la tv y me cuesta conseguir su nombre. Es como una nebulosa que me arrastra. Otras veces no recuerdo lugares comunes y repaso en mi mente todos los que recuerdo.
Dicen que todo esto es el deterioro del cuerpo y del alma. Recuerdo a Pascual Maragall y esa persona es un privilegiado porque cuenta con medios y familia para volver al recuerdo. Pero hay miles y miles de personas que les falta la memoria y los medios económicos para recuperarla.
El tiempo no pasa en balde. Mis coetaneos están más o menos lo mismo que yo. Han perdido el cabello, tienen una barriga cervecera, sus cuerpos no responden a las respectivas llamadas y la decadencia está ahí. es ley de vida, no somos eternos, somos caducos.
Pero, aún, sigo subiendo a mi moto y por las mañanas me da el viento en la cara y siento y miro los paisajes de la Fuente del Rey, Santa Ana, Ribera Alta y Baja y Frailes. Y puedo leer el libro de Almudena Grandes: El lector de Julio Verne y no veo el lenguaje que tenemos en la Sierra Sur, sino algo inventado por esta mujer que no se aclimata a nuestro hablar. No obstante, el libro tiene momentos de esencia literaria y de gloria para los lectores.

martes, 10 de julio de 2012

10 DE JULIO DE 2012

He vuelto a Frailes y está igual. Ahora, según mi admirado Fran Cano no se puede comprar el periódico, la crisis se ha llevado hasta este pequeño placer. Había pocos lectores de periódicos pero ahora serán menos. Las redes sociales también darán sus noticias de Frailes. Ahora, el balneario tiene su esqueleto hecho y aquél sueño que empezó en 1991 está ya más cerca. El balneario emerge entre los árboles de Los Baños, con su estructura de cemento y sus pies de plomo.
Volví del hospital y me encontré casi todo igual. Los socialistas se fueron al congreso de Almería y volvieron con las manos vacías. Paseé por el parque de los Álamos y ví un ejército de gatos que se ha apoderado de este lugar junto al bar de kiosco y muchos vecinos le llevan comida para resistir el verano. En la terraza del bar las mismas caras de siempre y Dani, Antonio e Isidro llevándoles cafés y saludos y tostadas y cerveza y seguirán llevándoles durante todo el verano.
Las banderas españolas de la Eurocopa siguen alzadas en muchos pisos y casas, ¿Ha vuelto el patriotismo futbolero?, pues puede que sí. Y hoy, recuerdo a Miguel Ángel Blanco y su víl asesinato, iba en mi moto cuando sentí esta noticia y se me revolvieron las tripas, que cosa más atroz, mientras se celebraban las fiestas de la Huerta de Capuchinos.
Y seguimos en la espiral de la crisis económica y cada día nos dicen que nos van a pelar más, más recortes, más sustos, más tonterias de estos políticos que ya no representan a nadie y se siguen creyendo los dueños del mundo. Con todo lo que habíamos ganado en decadencia. Todos los derechos sociales están en entredicho y la clase política sigue tan campante, como si no pasara nada.

jueves, 5 de julio de 2012

MANUEL ATIENZA, UN COMERCIANTE ESPECIAL

Manuel  Atienza atiende un negocio familiar de electrodomésticos en el centro de Alcalá, en pleno Llanillo, a veces se queja de que la fidelidad de la clientela se ha perdido y que la gente no compra en los comercios del casco histórico.
-¿Cómo se inició en este negocio?
-Es una tienda familiar que se inició con mi padre alrededor de 1955 y a partir de su jubilación, tenía los lazos de sangre con este comercio y aunque estudié, al final decidí continuar con este trabajo y estoy aquí luchando por seguirlo y hay una tercera generación que parece que va a continuar con este trabajo.
-¿Qué artículos vende?
-La esencia del negocio son los electrodomésticos. La gama blanca con lavadoras, frigoríficos y congeladores y la gama marrón con televisores y pequeño electrodoméstico.
-¿Cómo ha ido evolucionando?
-Hay mucha diferencia de las épocas anteriores a la actual, puedo decir que antes existía una clientela, había una fidelidad, había un cliente que se fiaba de la tienda, tenía unos vínculos con el comerciante y éste se desvivía por su cliente, es decir que atendía perfectamente una serie de relaciones humanas y le dábamos una garantía, se vendía el producto, pero había una seguridad en el mismo para el futuro; sobre todo lo que se ha perdido en el comercio tradicional la relación con la clientela y hoy día la gente prefiere una relación impersonal, comprar por internet sin ver la máquina que compra, sólo a través de una foto y sobre todo se ha perdido esa relación humana que es lo que daba la unión del comerciante con el cliente de toda la vida. La gente va buscando el precio y le da igual la calidad y no pregunta otras cosas.
¿Cómo han influido las ventas en el centro histórico?
-El centro de Alcalá como en toda España se sabe que han ido degradándose paulatinamente, han perdido población, la gente huya de estos centros por su incomodidad, por el tráfico, por zonas antiguas y la gente se va a zonas residenciales, entonces, las grandes superficies se han colocado en las afueras de las ciudades y han tomado mucha clientela porque el flujo del personal va fuera del centro histórico. Por ello, los comerciantes que tenemos nuestras tiendas en el centro, reivindicamos que haya una serie de conexiones para fomentar tanto el comercio como el turismo porque hay una simbiosis entre ambos, ambos se mantienen. La Administración tiene que ser consciente de que los centros históricos y el pequeño comercio deben convivir  y además están ligados íntimamente a su supervivencia.  Por ello, necesitamos flujo de personas que eso se consigue manteniendo las administraciones públicas en los centros históricos  y también recuperar a la gente en los centros históricos, haciendo viviendas públicas asequibles para los vecinos.

martes, 3 de julio de 2012

A ANGÉLICA JIMÉNEZ LA HAN DEJADO SIN VOZ


Hace ahora diez años llegué a Onda Cero con la ilusión casi por estrenar. Todo cuanto había estudiado en Periodismo quería ponerlo en práctica. Era una jovencita llena de ideas y ganas de trabajar. A mi lado, siempre, el compañero más generoso y humano que una pueda encontrar: el incombustible Pepe Montilla. 25 años al frente de esa casa como comercial. Conmigo ha compartido sus batallitas profesionales para narrar un partido de fútbol cuando no había tantos recursos o las aventuras más curiosas de la historia de esta emisora que, comenzó como Rueda Rato y echa el cierre como Onda Cero. Los dos nos quedamos con las ganas de celebrar un especial 25 aniversario. La tarta se queda sin velas. 
El pasado 29 de junio, una hora antes de comenzar el programa, me entregaron mi carta de despido, me pidieron que recogiera mis cosas, entregara las llaves y cerraron la emisora con la que he crecido, primero como oyente y después como profesional. Sin previo aviso. Todavía no acierto a comprenderlo. Todavía duele, pero quería al menos despedirme de vosotros. Lamentablemente no volveremos a encontrarnos a eso de las 13h, pero desde aquí, salgo en vuestra búsqueda para agradeceros todo lo que, directa o indirectamente, me habéis regalado este tiempo.
Gracias por la paciencia, por perdonar mis errores y gazapos, mis lapsus o silencios. Es lo que tiene la radio, que está viva, que no puede engañaros porque es inmediatez. Perdonar las malas noticias, siempre busqué las buenas. Gracias por llamar a concursar o consultar, por echarme de menos en vacaciones o preocuparos si, por imprevistos, algún día falté a nuestra cita.
Generalmente me gustaba pensar que hablaba para una sola persona. Alguien que venía buscando una información que yo podía y quería compartir. Pensaba en ti, madre de familia, que a la hora del programa, con tus compras ya hechas y la casa recogida, te acompañabas de la radio para preparar la comida. Pensaba en ti, abuelo madrugador, que aburrido por el paso de las horas, encendías tu transistor a mediodía, para saber de tu pueblo. También en ti, padre de familia, que en medio de las faenas, coincidiendo quizás con alguna pausa para comer o reponer fuerzas, te parabas a escucharme un ratito. Algunos días imaginaba que la persona que estaba al otro lado, era un enfermo que intentaba distraerse escuchando alguna de nuestras secciones. Pensaba en el viajero que, a su paso por Alcalá, me atrapaba en la radio de su coche aunque fuese apenas un instante. Los comerciantes también habéis estado en mi pensamiento a la hora de hacer el programa, muchos sólo podíais oírme lejanamente mientras atendíais vuestro negocio, quiero que sepáis que vuestro calor también llegaba. Cada día, antes del saludo, pensaba en ti. Y eso ha hecho que hoy me lleve una foto de familia inmensa que se queda en mi recuerdo.
Gracias a los que siempre estuvisteis, a los que habéis ido cumpliendo años con nosotros y seguro recordaréis a Juan Andrés, Juanjo, Rosa, Aróstegui, Jesús, Rocío, Paco, Marisi, Amaya, Juan Ramón, Lucía… A todos mi cariño sincero, por lo que hemos conseguido.
Gracias también a los oyentes más recientes, que un día decidisteis quedaros en nuestro dial, y a los oyentes trotamundos o intermitentes, ¡los traviesos de la clase! espíritus críticos que habéis sabido ir y venir libremente.
Gracias a Mari Ángeles Hidalgo, Montse la del Videoclub, Manolo Pérez, el personal de Dúo Peluqueros, Kike Pérez, Presen Pío, Encarni Castillo, José María el veterinario, la familia de Ludopeque, Domingo Murcia, Nazaret Saez, Paco Toro… y todos los colaboradores que se me olviden. Para vosotros nunca encontraré palabras suficientes que os devuelvan los minutos regalados en el estudio. Muchas gracias por aceptar mi ofrecimiento a venir una vez a la semana, y mil disculpas por las horas que os haya podido robar. Sin vosotros nunca habría podido hacer la radio que quería. Nunca os olvidaré. 
Mercedes y Custodio, vosotros tampoco podéis faltar en esta despedida. Echaré de menos la parada diaria en vuestro bar para recoger los periódicos y tomar un zumo el día que iba mejor de tiempo. Gracias por hacer tantas veces de secretarios de la radio y aceptar gustosamente quedaros con nuestros recados o entradas.
Gracias a aquellos que, al conocer la noticia, os habéis solidarizado conmigo, eso hace mi duelo más llevadero. A los anunciantes que resistís la crisis haciendo encaje de bolillos cada día, gracias por la confianza. Habéis sido nuestro sustento.
A mi familia, GRACIAS en mayúscula por las horas que os he quitado a favor de la radio y estar pendientes de mí ahora que el mañana parece tan incierto. Estoy triste pero ya sabéis que soy buena combatiendo y, por supuesto, no voy a dejar que la decisión de otros cambie mi sonrisa. Vosotros siempre habéis sido lo más importante.
No puedo recuperar de golpe tantas horas al micrófono, elegir momentos. Recordaros a todos –compañeros, políticos, alcaldes, técnicos, funcionarios, cofrades, asociaciones, etc- no cabe en esta carta. La radio me ha permitido conocer vuestro lado humano. Me llevo lo mejor de vosotros.
No me brindaron la oportunidad de hacer el último programa y despedirme, pero mi voz también se lee. Y eso nadie podrá robármelo. HASTA SIEMPRE.

                                                                       Angélica Jiménez Sánchez




lunes, 2 de julio de 2012

ENTREVISTA CON EL MÉDICO MANUEL ZAFRA


El médico Manuel Zafra tiene los pies en el suelo y entre consulta y consulta en el centro de Salud alcalaíno de la carretera de Frailes, lucha por dirigirlo y manifiesta que los pacientes locales son exigentes y educados.

-¿Cómo ha sido su trayectoria con la Medicina?
-Estoy satisfecho de mi trayectoria médica, hice la carrera en Granada, cerca de mi hogar y en una Facultad prestigiosa y contrastada, terminé mis estudios y al poco tiempo me presenté al MIR y lo aprobé con un buen número, en uno de los momentos más difíciles de este sistema, en el año que me presenté, se presentaron 20.000 médicos para 1.300 plazas y aprobé el MIR y ser médico de Familia era una opción que siempre había contemplado y estaba en mis expectativas porque es un trabajo asistencial, atendiendo siempre al enfermo que siempre me había gustado, lo único que quería era tener formación suficiente para hacer mi trabajo en condiciones y al terminar el MIR, pronto aprobé unas oposiciones que me dieron la posibilidad de quedarme cerca, en Alcaudete, donde ejercí 15 años como médico de Familia y 5 años como director del centro y más tarde me acerqué a Alcalá y estoy contento con mi trayectoria.

-¿Desde cuando supo que iba a ser médico?
-Pues fue curioso, porque cuando terminé el Bachiller y el COU y me presenté a la Selectividad, estuve valorando durante un tiempo hacer Ingeniería Aeronáutica, que es bien distinto a lo que estoy haciendo, también me gustaba la Biología y la Química porque era donde sacaba mejores notas en el Instituto, y hubo un momento en que ví que la profesión de médico estaba bien valorada en España y me daba la oportunidad de hacer algo por los demás que es una cosa que siempre he llevado dentro y tener un puesto de trabajo de cierto prestigio social y tener un buen sueldo, aunque esto ahora se ha devaluado.

-¿Ha cumplido todas sus expectativas?
-Las expectativas creo que no se acaban de cumplir nunca porque no soy una persona conformista, soy ambicioso en el buen sentido de la palabra y querer hacer otras cosas, de hecho el tema de la dirección del centro de salud que está siendo trabajosa, porque compatibilizo las consultas con ella, pero me siento satisfecho con lo que hago.

-¿Cómo ve la Sanidad alcalaína?
- Esta pregunta en estos momentos es muy complicada. Si no de retroceso, son momentos de no progreso, es una cuestión delicada, de todos modos, creo que Alcalá no está mal situada. Desde el punto de vista sanitario no está mal atendida. Los servicios sanitarios son bastantes y son servicios de calidad aunque siempre pueden ser mejorables. La Atención Primaria está bien planteada e incluso nos podemos dar con un canto en los dientes comparando con otras zonas porque tenemos consultorios en casi todas las aldeas y tenemos el personal adecuado, bien formado y suficiente pero, además, se le ha dado un gran empujón a la Sanidad con la apertura del hospital que es tremendo, porque con ello se ha mejorado muy mucho los servicios y eso que todavía no está al 100%.

-¿El hospital está siendo viable?
-A mi juicio sí, está mejorando la Sanidad y para muchas cosas que antes había que bajar a Granada y las está resolviendo aquí, con el planteamiento de ese tipo de hospitales y las instalaciones y el equipamiento que tiene, todas las cosas que se podían hacer en Granada se siguen haciendo allí y las que se pueden hacer en el hospital alcalaíno se están haciendo, con un personal muy preparado, con una atención preferente que he podido comprobar personalmente y hay que estar contentos con la Sanidad que tenemos en la Primaria y en el hospital.

-¿Porqué cree que no se abren las urgencias del hospital?
-Es una pregunta delicada, no puedo contestar porque no depende de mí, creo que el momento de recortes que estamos viviendo puede ser la causa porque ahora mismo abrir las urgencias supone dotar al hospital, por lo menos con 20 o 30 trabajadores más. Pero yo no puedo explicar el porqué.

-¿Cómo son los pacientes alcalaínos?
-Muy buenos, son pacientes exigentes en la calidad que eso no es malo, no son pacientes conformistas. Ellos quieren que se les vea, se les atienda y que se les explore, que se les derive que se les hagan pruebas pero luego son pacientes absolutamente educados y son personas que comprenden y respeta lo que el médico les da. He trabajado en otros sitios y lo puedo contrastar. El paciente alcalaíno está bien formado y bien preparado y respeta al médico pero exige calidad.

-¿Los recortes en Sanidad son necesarios?
-Tampoco soy yo quien tiene que responder la pregunta. Los recortes nunca son necesarios, pero quien manda ahora mismo no es la Consejería de Sanidad sino la de Hacienda, entonces mejor que no los hubiera, lo que va a se difícil y pongo la mano en el fuego por el 99% de los sanitarios, de que la población pague los recortes pero mantener la actual sanidad va a ser difícil.

-¿Cómo es la vida de un médico alcalaíno?
-Es buena, porque un médico alcalaíno tiene una buena calidad de vida en Alcalá, pues para mí tiene mejor calidad que en una capital. Si se sabe montar bien la vida, en Alcalá es excelente, lo noto cuando salgo por la calle, mis pacientes me saludan y me ofrecen una sonrisa y para mí es primordial. Muchas veces eso no se paga con dinero.

-¿Cómo se va formando actualmente?
-El MIR fue una gran formación para mi, los médicos continuamente estamos haciendo numerosos cursos en la Escuela Andaluza de Salud Pública, hacemos sesiones con especialistas, no paramos de formarnos, por otro lado eso es inevitable y a pesar de todo andamos cortos porque esta profesión es exigente continuamente.

-¿Qué importancia tiene el médico de Familia en la Sanidad Andaluza?
-Clave, porque es la puerta de entrada al sistema sanitario y el médico dirige y acompaña a sus pacientes a algunos sitios y acompañamos la trayectoria de la enfermedad de forma permanente. El médico de Familia está ahí siempre y es una especie de gerente o gestor o de secretario de un enfermo para todas las patologías que presente de cualquier especialidad.

-¿Qué le pediría a la Junta para la Sanidad?
-Pues que recorte en otro sitio, hasta ahora el planteamiento ha sido bueno, incluso excelente y en algunos casos, como en la historia de Salud Digital y otros avances, incluso somos pioneros.
-¿Ser médico tiene poder?
-Socialmente antes se tenía más poder, de todas maneras actualmente el médico ocupa el lugar de un trabajador cualificado, quizás de los más cualificados pero poder para influir en decisiones sociales o personales, como antes, pienso que no.

-¿Cuáles son las enfermedades más corrientes de los pacientes alcalaínos?
-Pues las mismas que las de la población en general. Las enfermedades cardiovasculares, aparte de las enfermedades infecciosas que son menos importantes, como todas las enfermedades respiratorias, las alergias. Las dos enfermedades más importantes son los procesos cancerosos y sobre todo las cardiovasculares. Así como la diabetes, la hipertensión .