Páginas vistas en total

domingo, 6 de mayo de 2012

VIVA MI MADRE Y MI HERMANA MARIPI


Mi madre era esta mujer de abajo, se llamaba María Estrella y era una mujer fascinante. Me enseñó muchas cosas, sobre todo a sobrevivir. Era tan guapa como las estrellas y ténía una fe inquebrantable en todo lo que hacía. Primero sirvió en una casa de los Garnicas. Después vendió pan con un saco, haciendo grandes caminatas desde la Ribera Baja hasta Frailes y más tarde montó su propio negocio que nos dio de comer durante mucho tiempo. Cuando murió en 1979, tuve una nueva madre, mi hermana Maripi que es un sol y que me cuida como mi verdadera madre. Por ello,  y aunque yo todos los días les doy un homenaje, hoy se lo quiero dar desde aquí y les mando un beso con mucho cariño y también para todas las madres del mundo.

1 comentario: