Páginas vistas en total

jueves, 24 de mayo de 2012

ENTREVISTA CON EL ESCRITOR MICHAEL JACOBS


Michael Jacobs sigue en forma y además de realizar muchos viajes, sigue escribiendo libros, ahora ha concedido esta entrevista para este blog.

-¿Cómo han sido los últimos libros que has escrito?

-El último libro que ha salido se llama ‘Andes’ en inglés, puede ser que salga en español dentro de poco, no lo sé porque es muy largo, pero es un libro un poco raro, pero enorme, 600 páginas, detrás de un viaje a lo largo de los Andes; empezando con alguien de aquí, Manuel Caño y terminando seis meses más tarde en Tierra del Fuego. Es un libro también de las ilusiones, de gente como Bolivar y finalmente fueron destruidas estas ilusiones y la posibilidad de unir a Hispanoamérica. Es un libro bastante trágico.

-¿Qué repercusión ha tenido tu libro ‘La fábrica de la luz’?

-Bueno, en España ha tenido repercusión. Pienso que en la Sierra Sur de Jaén es donde más lectores he tenido. Yo no se las cifras de los libros vendidos y hoy en día la gente no compra libros. No obstante, el libro ha ayudado a mucha gente a conocer Frailes por primera vez, sigo recibiendo mensajes de Barcelona, de Asturias, de toda España. Sigue habiendo gente que quiere conocer el lugar y cuando vienen no están decepcionados. Y hay gente que viene y se pone a llorar nada más llegar a Frailes, porque conocen a la gente que hace el libro en las mismas calles del pueblo. Eso quiere decir que el libro está llegando a más gente de España y a los corazones.

-¿Cuál ha sido tu último viaje?

-El último ha sido un viaje ha sido por Colombia, este libro saldrá en español y el viaje fue por el río más largo de Colombia, es el río Magdalena, que fue el gran punto de partida hacia el interior de los viajes de Sudamérica, en el siglo XVI y corrí todo el río, empezando con un remolcador y al final no pude llegar al inicio porque es casi imposible. Pero llegué a caballo hasta su último punto, en la selva colombiana y allí va poca gente y en esta zona de Colombia estaba en manos de las FARC y tuve un encuentro interesante durante tres días con esta gente y están ilusionados con promocionar esto por turismo. El viaje con las FARC tuve miedo pero ha sido uno de mis mejores viajes. El libro que he escrito se trata no solo no solo de un viaje por el río, sino también de la pérdida de la memoria. Muy cerca del río hay unos pueblos que sufren la incidencia de la pérdida de memoria y mi padre murió de Alzheimer y mi madre también sufre esta enfermedad y también un reflejo de la sobre la memoria y cuento la historia de mis padres y su encuentro en Sicilia durante la Guerra Mundial. Todo eso mezclado con el viaje.

-¿Cómo ves ahora a los fraileros?

-Cada vez más, hoy no hubiera podido escribir ningún libro, porque los conozco demasiado bien. Cada vez estoy más a gusto en el pueblo. Pensé que iba a ser solo un flechazo, mi amor por Frailes ha quedado bastante consistente, ha sido importante durante tanto tiempo. Comparo a esta gente con la gente de otras partes del mundo y la verdad para mí son gente sana, obviamente hay de todo como en todos los sitios, pero en general son maravillosos y saben disfrutar la vida. Y hoy con la crisis que se nota tanto en las grandes ciudades, aquí se nota menos porque tiene sus propios recursos, tiene sus campos y es el mejor sitio para pasar la crisis.

-¿A qué le das ahora más importancia en tu vida?

-En muchos aspectos no he cambiado, soy un viajero curioso e impertinente y viajar sigue siendo importante para mí, pero reconozco que llevo una vida más tranquila. Quiero cultivar el huerto de mi casa, estar en casa, hacer mermelada. Pero para mí, lo más importante, en este momento, es tener buenas relaciones con la gente y seguir con un entusiasmo para todo lo que hago.

-¿Qué has aprendido en estos últimos años?

-He aprendido mucho, pienso que la experiencia de estar en Frailes, porque nunca había estado tanto tiempo en un mismo lugar, pero pienso que con este contacto, me he dado cuenta que todos los pueblos del mundo tienen algo en común, aprendo mucho más rápido a entender el resto del mundo y aquí se encuentran valores que no se encuentran en las grandes capitales. Aquí hay una presencia con la gente, me invitan a hacer un guiso  el próximo sábado y esas cosas son sencillas y cada vez tienen más importancia para mí, y a la vez aunque formo parte del mundo literario, cada vez lo veo más absurdo, lleno de gente presumida que solamente piensan en promocionarse. Por eso, prefiero vivir bien que tener la fama de otros escritores.

-¿Qué es la amistad?

-La amistad para mí es la que tengo aquí, en la Sierra Sur, estoy relajado con casi toda la gente que encuentro y obviamente, con los mejores amigos me pasa de todo; peleas, pero en el fondo estoy a gusto con mis amigos y perdono los defectos de mis amigos. No es lo que pasa en Inglaterra, que hay muchos que son corteses pero utilizan el interés para la amistad.

-¿Cuál es tu actual filosofía de la vida?

-Más o menos pienso que en mi último libro lo refleja y también de todo lo que pienso. La conclusión del libro son las dos palabras en latín: Carpe die que es como termino el libro, porque con tanta gente que hay que pierde la memoria, con amigos que se mueren, y con viajes peligrosos que ponen la vida en peligro, después cuando sales de una situación hay que aprovechar la vida a tope y lo peor que se puede hacer, es pensar voy ahorrar dinero para cuando sea más viejo. Tengo que cuidar el cuerpo, no debería beber y al final se muere la gente que se cuida y no se cuida. Por eso esa es mi filosofía de vida.

-¿Cómo ves la situación de España?

-De la nueva política es mejor que no hable. España ha cambiado muchísimo desde que vine por primera vez, la he visto en varias fases, empezando con el Franquismo que fue terrible, pero tuve la ocasión de ver pueblos casi vírgenes y llegaba a alguno y el propio alcalde me invitaba  y luego la España de la Transición, que fueron unos maravillosos cambios, hacerse la Democracia, ahora los jóvenes están perdiendo las tradiciones, pero creo que las cosas no eran mejor antes, que va, son distintas y España a pesar de todos los cambios tiene un estilo de vida que no tiene otros países. En Italia la vida acaba a las 8 de la tarde y eso en España es imposible. La situación política no es mejor ni peor que en otros países de Europa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario