Páginas vistas en total

lunes, 28 de mayo de 2012

LUIS GARCIA MONTAÑES, EL PANZAS

Con 76 años, Luis García cultiva el campo, elabora un buen vino y se ríe de las estrellas en las noches largas de Frailes, brindando con vino del terreno, mientras se acuerda de todas sus batallas ganadas al tiempo y al espacio.
-¿Cuándo empezó a trabajar?
 -Empecé a trabajar con cinco años guardando cabras en la sierra de la Martina, luego me llevaba mi padre a escardar y a los diez años llevaba una yunta de mulos que les hacía arar y luego todo tipo de labores en el campo, segando, trillando, recogiendo aceitunas y de noche durmiendo en cualquier lugar de la Martina, con los mulos y de comer no había mucho y llegaba desmayado a mi casa.
-¿Cómo ha transcurrido su vida?
-Una vida laboriosa y trabajosa, y me acuerdo que empecé a elaborar vino desde que nací, porque en mi casa siempre ha habido vino, hemos tenido viñas toda la vida y lo hemos hecho en mi casa, pisando la uva, con unas abarcas y en el pesebre de los mulos pisábamos las uvas, se iba derramando en una vasija y luego subíamos el mosto a un pajar y allí se transformaba y salía un vino muy bueno que aquello era canela.
-¿Cómo hay que cuidar la viña?
-Pues haciéndole todo el cultivo, se cavaba, se escardaba, se vinaba y se cuidaba con gran esmero para poder tener vino para todo el año, nada más que el vino no duraba mucho, porque a todos nos gustaba.
-¿Qué trabajo de la Agricultura le ha gustado más?
-El trabajo me ha gustado todo, pero más me gusta el vino, lo que si te puedo decir que el trabajo más duro era con los mulos, cuando era pequeño, con cargas grandes y mulos medio cerriles, cargando ramón, aceitunas, cereales, todo era llevado por los mulos, hasta que llegaron los tractores. Alguna vez se me cayó alguno, con grandes sacos y le tuvo que quitar los sacos y me ví negro para cargarlos de nuevo.  Ahora sigo haciendo vino pero lo malo que tengo, es que no puedo beber ya. Esa es la pena que tengo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario