Páginas vistas en total

miércoles, 5 de octubre de 2011

A LO BARATO TODO EL MUNDO ACUDE

Los gritos y voces de los vendedores que pregonan sus productos y sus excelencias, además de ofrecer gangas en diversos artículos, se oyen desde la estación de autobuses y a todo lo largo y ancho del recinto ferial, lugar donde se celebra cada marte el mercadillo semanal.

A un euro, a dos euros, a tres euros es la frase para atraer clientes a los flexibles puestos que ofrece este mercado que se ha convertido en el más importante punto de venta de la comarca.

Especialmente, la clientela está en manos de las mujeres y allá donde se vislumbra un corro de ellas, buscando la prenda adecuada, se puede decir que hay un buen artículo porque las mujeres tienen un olfato especial para esto. Si se observa la foto, el único hombre que hay es el vendedor lo demás son mujeres.

Y por eso, decía un viejo amigo mio, que 'a lo barato todo el mundo acude'. Si hay una comida de esas que dan los ayuntamientos, allí hay gente; lo mismo pasa con el mercadillo que acuden miles de personas en busca de la ganga aunque al final, no sea tal ganga porque muchas de esas prendas no tienen calidad.

Pero el mercadillo es como un generador de ilusiones, algo que está al alcance de la mano. Es como el cuento de la lechera, y por 5 euros trae alegría e ilusión cada semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario