Páginas vistas en total

lunes, 28 de junio de 2010

LUCHAR POR LA DEMOCRACIA

Con la que está cayendo, cada día los ciudadanos españoles estamos perdiendo una serie de derechos que habiamos conquistado. Los gobernantes, manipulados o convencidos de que el liberalismo económico o el capitalismo salvaje es la senda a seguir, no paran de hacer recortes en el estado del bienestar. La bajada de salarios a los funcionarios, la congelación de pensiones es un claro recorte contra las clases más necesitadas, que son las que deben tener mayor protección.
La Constitución Española de la que tanto se habla no se cumple en diversos aspectos, tales como el derecho al trabajo o tener una vivienda digna, algo que es primordial para la ciudadanía que poco a poco ha ido conquistando unos derechos que le pertenecen.
Igualmente, el deterioro constante de la Justicia es otra prueba de que la democracia española cada vez es más precaria. La gente que tiene dinero, puede costearse una defensa importante para defender sus derechos. Los pobres no pueden defender sus derechos, porque los honorarios de letrados y procuradores no están al alcance de sus bolsillos. Igualmente el deterioro de la Justicia se ve en que se alargan mucho los procesos y que está en manos de los dos partidos mayoritarios en España, el PSOE y el PP, que manipulan el poder del Consejo General del Poder Judicial, nombrando ellos mismos a sus miembros. Eso no tenía que ser así, pero así es. Igualmente, la desfachatez de los partidos politicos se ve en diferentes casos como la trama Gurtel, lo que fue el Gal y tantos y tantos procesos que ha habido y hay contra los partidos politicos. Hay que aprobar leyes para que estas cosas no ocurran y que los poderes del Estado Español sean independientes, porque si no lo son no estamos en democracia. Estamos en manos del capital, de dos partidos politicos que hacen y deshacen a su antojo.
Por eso, los españoles que se sientan democrátas deben luchar contra todo esto. Contra las injusticias del reparto de la riqueza, contra la Justicia que tenemos y tratar de hacer cada vez una España más justa y más solidaria, sino seguiremos con una fachada de democracia pero sin afianzarnos en ella y eso no es democracia, eso es gobierno de dos partidos politicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario