Páginas vistas en total

jueves, 4 de marzo de 2010

LA ESPAÑA CAÑÍ

Seguimos como en nuestros mejores tiempos. El locutor Carlos Herrera, todopoderoso por su programa matinal en Onda Cero, llama energúmenos a las personas que no les gustan los toros, sigue el debate que hay en Cataluña de prohibir las corridas de toros y tilda a los que no piensan como él de demagogos. Seguimos como en los tiempos de la Roma Imperial, nos gustan los espectáculos con sangre y hacerle daño a los pobres animales, aduciendo que esto es un arte. Igualmente, en la provincia de Jaén siguen tirando una pava desde un campanario y manifiestan que eso es una costumbre ancestral.
Lo mejor de todo es que seguimos confundiendo el socialismo con el capitalismo salvaje. Pues parece que el socialista Felipe González se está haciendo en Tánger, Marruecos, un chalet de 5.000 metros cuadrados, con la aquiesciencia del rey de Marruecos, que también tiene propiedades junto al socialista Felipe González. Un chalet que quizás tenga un precio de más de dos millones y medio de euros y que se lo ha averiguado una empresa española que tiene intereses con Marruecos. Por lo visto, Felipe González hace buenas migas con el rey feudal de Marruecos y se jacta de ser un socialista en toda regla.
Para democracia socialista, la proclamación de Francisco Reyes como sucesor de Gaspar Zarrías en el socialismo de Jaén, parece que son cargos hereditarios y señalados por los jefes para sus discipulos. Y nadie en el socialismo jienense ha cuestionado esta acción. Seguimos como en los mejores tiempos del franquismo y es que parece que el franquismo y la dictadura sigue vigente en nuestros gobernantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario