Páginas vistas en total

martes, 30 de marzo de 2010

EL PALACIO ABACIAL ALCALAÍNO



Situado en el centro de la ciudad, al comienzo del Llanillo, el Palacio Abacial forma parte de la historia viva del municipio. Es un edificio que ha servido para múltiples funciones y que actualmente forma parte del proyecto de los museos alcalaínos.
Su construcción supuso el abandono de la fortaleza de la Mota y la extensión de la ciudad a través de las pendientes, buscando la zona baja.
El solar que ocupa era de una antigua casa señorial y en 1781 se llevó a cabo la reedificación del palacio patrocinado por el abad Esteban Lorenzo Mendoza y Gatica.
Este palacio, como otros monumentos de esta época, se adscribe más a la tendencia barroca que a las normativas arquitectónicas neoclásicas. Sus características estilísticas lo vinculan, por un lado, a las formas clásicas del barroco francés, tal como lo demuestran las buhardillas o mansardas y por otro lado la influencia italiana, como lo reflejan claramente las líneas curvas del balcón y del prominente alero del tejado.
Sobre todo, el Palacio Abacial ha servido de edificio público en la época moderna. En los años 1960 y posteriores fue sede de los juzgados de Distrito y también del Registro Civil. También fue sede del primer instituto de Enseñanza Media, que impartía clases de bachillerato hasta que fue edificado el IES Alfonso XI.
Debido a su deterioro paulatino, tuvo que ser restaurado en la época del alcalde, Juan Rafael Canovaca, quedando con la estructura actual. Pero lo que después se instaló el Conservatorio Elemental de Música, con sus respectivas clases y despachos y en la parte baja, se instaló la concejalía de Cultura.
En el interior sobresale el patio, que en la parte consta de una fuente. Tiene tres cuerpos, dos de los cuales forman unas galerías abiertas por unas arcadas que apoyan en doce columnas superpuestas, de orden toscano. La organización de las dependencias están modificadas respecto a su distribución primitiva, a excepción de la capilla de los abades, que después se convirtió en despacho de juez y ahora en parte del museo, accediendo a través de una escalera rematada por una cúpula apoyada sobre pechinas.
Actualmente, alberga al museo en la planta primera, que se ha ido convirtiendo en la historia viva de la ciudad, con una serie de elementos como el Fauno y toda una cultura de lo más antiguo de la ciudad.
También en la parte baja hay una serie de salas para exposiciones, donde los artistas locales y otros de lugares distintos puede colocar su obra. Igualmente, a la entrada se encuentra una oficina de información al visitante, con numerosos folletos de toda la ciudad.
Se puede decir, que el Palacio Abacial es uno de los monumentos más visitado de la ciudad, junto con la fortaleza de la Mota. Igualmente, es un lugar donde se celebran un gran montón de eventos, porque cuenta con un buen salón de actos. Conciertos, debates, conferencias o reuniones de todo tipo, forman un buen entramado que ayuda a todas las acciones culturales del municipio.

1 comentario:

  1. Como la exposición fotográfica del colectivo "Una Mirada" que se verá entre los días 20 y 29 del próximo mes.

    No te la pierdas, te sorprenderá gratamente.

    ResponderEliminar