Páginas vistas en total

sábado, 19 de julio de 2014

ETNOSUR 2014

Desde el jueves, Alcalá parece otra, una animación ya conocida se apodera de las calles de la ciudad de la Mota. Etnosur ya está aquí, se nota en el ambiente, en los visitantes, en las caras de los comerciantes y sobre todo en el Paseo de los Álamos y el recinto ferial. Pero toda Alcalá es una fiesta, desde la Tejuela hasta la Avenida de Andalucía, o desde la Avenida de Europa hasta la calle Real.
Y, como siempre, Etnosur se apoderó de Alcalá y ésta de todos los que fueron llegando, los que vinieron en auto y acomparon con todos sus ‘archeles’, los que alquilaron un piso o una casa real. Todos disfrutarán de Etnosur hasta el próximo domingo y el baile, la música, el agua, la comida, las tiendas, los comercios, el cine, el circo, los talleres, el Pipiripao, los grandes conciertos, todos se dan la mano y brindan por la mayoría de edad de esta edición de Etnosur, que durante dieciocho años no ha parado de crecer, no ha parado de traer diversión. Y Manuel, Alicia, Paloma, Carmen y muchos otros están disfrutando en estos días, y bailan, se siguen riendo, y piensan que Etnosur seguirá cumpliendo años y seguirá siendo joven y divertido y quién sabe si seguirá siendo un festival gratuito.
Ya está aquí el Etnosur más grande, el de su mayoría de edad, dieciocho años ininterrumpidos de todo un mundo de alegría, música, circo, talleres, dilemas y gente, eso mucha gente por estas calles de esta Alcalá fronteriza y medieval. Calles que huelen a sol, a luna, a calor, a agua, a gente., mucha gente , que viene a divertirse, a soñar, a dormir, a beber, a comer, a pasear, a oír y entusiasmarse con la música, a pensar en que existe una nueva sociedad que nos está esperando a la vuelta de la esquina. Ya está aquí Pedro Melguizo y su gente, trabajando para que el festival salga, de nuevo, mejor que la edición pasada, con todo un año de labor para que en Alcalá triunfe la música, las ideas se renueven, para que grandes y pequeños se diviertan, aprendan, se informen y disfruten. Una gran inversión para tres días de diversión y ni los recortes ni la crisis han podido con Etnosur. El festival sigue vivo y en estos tres días de vida en Alcalá se respira y se respirarán aires de libertad, de transformar esta sociedad, de creer en una gente nueva, joven y vieja que busca su camino y que luego se va o se queda. Alcalá y Etnosur se han hecho grandes, la una al lado del otro, han sabido respetarse y convivir en estos dieciocho años, ahora el festival está más que consolidado y es respetado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario