Páginas vistas en total

domingo, 25 de septiembre de 2011

LA FERIA DE GANADO

La feria de ganado alcalaína es una reunión anacrónica que nos transporta al pasado, pero ya no somos los mismos. Aquellos gitanos que con varios días de antelación llegaban a las ferias, con sus colchones de paja, su retahíla de churumbeles y sus ganchas de caña india ya no están. Ahora traen a los pocos animales que quedan en camiones y llegan asustados a la feria. Aún quedan tipos chulos con sus varas de olivo, su sombrero cordobés y su bla, bla, bla, sin cesar. Pero aquellas ferias de ganado ya no volverán, por mucho que quieran algunos. Por menos que haya tiendas donde por 5 euros regalan enésimas tabletas de turrón y por mucho que sigan los parlanchines pregonando que tienen amoladeras para sacar punta a cuchillos, tijeras y navajas.
La feria de ganado es una entelequia de nuestras mentes, a los payos y gitanos no les va la vida en ella y cuando se pierde la emoción, la feria se acaba. Solo es una nostalgia de tiempos pasados, por mucho que se remonte al año 1688 y sea un privilegio real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario