Páginas vistas en total

lunes, 14 de noviembre de 2011

ESTUVE EN GRANADA




Después de un intenso trabajo me tomé un día de ocio y fui a Granada. Hacía tiempo que no la visitaba pero la encontré desectructurada. Las paradas obras del metro convierten a Granada en un muerto andando que pierde su alegría entre agujeros abiertos y ahora abandonados.

Visité comercios llenos de gente que se compraba vestidos y ropa y también me compré algún que otro vestido para pasar el invierno. Comí en un lugar llamado 'La Mafía' (se sienta a comer), y la gente hacía cola para comer allí. Era un lugar acogedor con insinuaciones de los tiempos de la mafia en los Estados Unidos, con camareros vestidos de camisa blanca y pantalón negro y tirantes. Una chef que distribuía las mesas y tomé unas virutas con pan de pasas y una cerveza. No era caro pero tampoco barato.

Después volví a la realidad alcalaína, donde la asociación Adan-Zumaque había realizado su senderismo anual a los zumaques, con comida incluida por 5 euros. Y volví a los sondeos preelectorales, en los que el PP alcanza la mayoría absoluta y volví a los gobiernos de los tecnocratas que ahora quieren arreglar el mundo en Grecia e Italia, la cuna de mundo occidental ahora está en dificultades de gobierno, financieras y de toda índole.

Mientras en España seguimos pagando las consecuencias de la feria del ladrillo, sin créditos en los bancos y con políticos tratando de apagar los fuegos en todos los frentes, principalmente en el gran incendio del paro, con cada vez más ciudadanos sin empleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario