Páginas vistas en total

martes, 30 de agosto de 2016

EL SANTO CUSTODIO SIGUE PRESENTE EN LA HOYA DEL SALOGRAL

Ir al cerro de la Mesa en la Hoya del Salogral, donde se encuentra la ermita de la Virgen de la Cabeza y los lugares donde rezaba el santo Custodio es una práctica habitual entre muchas personas, no solo de la comarca sino de otras partes de España.
Lo más habitual es que se desplacen pasando por la villa de Frailes, a través del cortijo de Los Rosales y llegar a la Hoya del Salogral. Allí, suelen visitar la casa particular del santo Custodio, aunque solo está abierta los sábados y domingos.

Al llegar al lugar de la ermita, los viajeros suelen experimentar una especie de recogimiento y tener la sensación de que se ha llegado a un lugar diferente y mágico.
Posteriormente, se dirigen a la iglesia donde veneran la imagen de la Virgen de la Cabeza y encienden alguna vela, también visitan las instalaciones adyacentes, donde hay una serie de retratos de vírgenes y retratos de taumaturgos y santos, como el santo Luisico y el santo Custodio.  Gran parte de los visitantes suelen colocar exvotos, es decir algo querido por ellos, como retratos, o algún documento que le ha resuelto algún asunto. Son cientos y cientos de fotos los que se pueden encontrar en aquellas paredes.

Más tarde, muchos se dirigen al oratorio, en la parte alta de este monte. Allí, hay una especie de agujero estrecho, donde muchos dicen que oraba el santo Custodio, por ello, también, está lleno de velas y pequeñas cruces hechas por las personas que van llegando. Igualmente hay una especie de escultura dedicada al santo Custodio en la que dice que «esta escultura se ha hecho en conmemoración y homenaje al santo Custodio en el 51 aniversario de su muerte que falleció el día 15 de agosto de 1961». Los visitantes suelen estar allí unos minutos, reflexionando o bien rezando y también disfrutando de los diversos y hermosos paisajes que se pueden ver desde allí, con una proyección horizontal hasta llegar con la vista hasta Sierra Nevada.

Los vecinos de la Hoya del Salogral y numerosas personas que viven en los municipios de la comarca participan en las labores de conservación de la ermita y de los lugares adyacentes, por medio de diversas cofradías dedicadas a la Virgen de la Cabeza.
Por el camino a la ermita, los visitantes llegan a la fuente, donde hay  una foto del santo Custodio y  suelen llenar recipientes o vasijas de agua, porque consideran que ésta es milagrosa o hace mucho bien a las dificultades o enfermedades de su cuerpo, tanto físicas como mentales.

Por otra parte, en el centro de la aldea, hay una pequeña tienda que tiene tantos artículos como si fuese un supermercado, allí se puede comprar desde kiwi, queso de la zona, todo tipo de artilugios, pero sobre todo, venden estampas de los diversos santos que han nacido en la comarca: el santo Luisico, la santa Remedios, el santo Manuel y el más famoso de todos, el santo Custodio, que nació en este lugar y sigue teniendo su casa allí. Él es como un guía de todas estas gentes que creen en estas cosas y que tienen fe  y esperanza. 

RADIOGRAFÍA DE UNOS DIAS


En estos días que he estado con gente especial, aunque todos somos especiales, he ido escuchando historias y conversaciones múltiples, algunas de gran contenido y una gran sensibilidad que me han hecho reflexionar aunque estoy siempre reflexionando.

Escuché a Joaquín Araújo que dijo que había escrito 102 libros, había plantado 25.000 árboles y escrito libros de poesía referidos a los árboles y leyó trozos de esos libros y eran hermosos. 
Oí, también, al joven periodista argentino ganador de la beca Michael Jacobs, Federico Bianchini, contar parte de su proyecto de escritura referido a la Antártida y lo narró con sentimiento, con palabras escogidas y adecuadas.

José Ramón Prado es una gran enciclopedia de la música de todos los tiempos, le acompañé a visitar 'La fábrica de la luz' y durante todo el trayecto no paró de hablar y contaba y contaba la historia de la música. Este hombre de 75 años dijo que nunca se jubilaría porque quiere seguir sintiendo el ritmo de su trabajo cotidiano.

También vi emocionarse a la pintora Flavia Totoro y como besaba a toda la gente que la felicitaba por el mural realizado sobre Michael Jacobs y el Sereno en la Casa de la Cultura de Frailes. 
Manuel Molina se entusiasmó viendo representar sus haikus a las mujeres de Frailes.
Francis Jacobs se entusiasmó hablando de su hermano y anunció la formación de la Fundación Michael Jacobs. 

Una de las personas que he visto más sencillas ultimamente ha sido Chris Stewart que llevaba un sombrero de paja, una camisa arrugada y una sonrisa en sus labios. Lo siento seguro en la Alpujarra y sigue diciendo que su gran amigo era Michael Jacobs.
Alguien dijo que todos hablábamos como si Michael Jacobs estuviera vivo, pero no es así; aquellas tarantelas que cantaba con tanta pasión solo las oigo cuando busco el video que el alcalde de Frailes grabó en aquella fiesta de aquél septiembre. Ahora Michael no está y lo sigo buscando por la calle Cantillo; le pregunto a su perro Chumberry y cuando pronuncio su nombre me da la espalda y sube lentamente las escaleras hacía su refugio. 

En estos días he echado en falta que se hable de Manolo el Sereno, al fin y al cabo todos estos días se los inventó él como fiesta de su cumpleaños. Ahora, su huella ha desaparecido, su casa ya no es su casa y habrá que reivindicar su figura. 

domingo, 28 de agosto de 2016

LAS JORNADAS LITERARIAS Y LOS VIAJES


Como no podía ser de  otra manera, en las IV Jornadas Literarias de la villa de Frailes, se habló de viajes. Principalmente porque el homenajeado, Michael Jacobs, fue un viajero incansabel.
El último acto de las mismas consistió en una tertulia sobre viajes. Así, el segundo ganador de la beca Michael Jacobs, el argentino Federico Bianchini, se presentó a los allí presentes y habló de su proyecto, un viaje a la Antártida donde pasó varios días entrevistando al personal argentino que trabaja allí, además de sus propias vivencias. Se mostró autosuficiente y leyó algún párrafo de su libro que promete un futuro seguro.
A continuación, se formó una mesa, compuesta por José Ramón Pardo, experto en música de todos los tiempos; la pintora chilena Flavia Tótoro; el naturalista Joaquín Araújo; el músico y escritor Chris Stwart; el periodista Federico Bianchini y el hermano de Michael Jacobs, Francis. Todo estuvo bajo la moderación de Jesús Pozo.

Principalmente se habló de los viajes que había hecho Michael Jacobs, y en este sentido Chris Stewart destacó que el mismo le había acompañado en diversos viajes, sobre todo a Bolivia, manifestó que Jacobs se interesaba por la gente y en poco tiempo hablaba sin cesar con cualquier persona que se encontrase, incluso con los más ‘pesados’. Asimismo, Juan Ramón Pardo añadió que se había interesado por la música que a Michael Jacobs le gustaba, dijo que había hablado con su esposa Jackie Rae, con su hermano Francis Jacobs y con alguna persona más. No obstante añadió que no había sacado muchas cosas en claro, en lo que si coincidieron muchos de ellos, es que a Jacobs le gustaba cantar una antigua tarantela italiana cuando ofrecía comidas a sus amigos. También Joaquín Araújo habló de los viajes y puso en claro que muchos escritores han editado obras de viajes sin haberse movido de sus respectivos domicilios.

MIRANDO A ALCALÁ LA REAL


La ciudad alcalaína ofrece al visitante y a los vecinos una serie de posibilidades para poder disfrutar de sus encantos. 
Desde los diversos puntos altos del municipio se pueden recoger centenares de instántaneas para que la vista alcance un punto de sensibilidad y ofrece diversos miradores, donde es posible alcanzar una visión integral de la ciudad de la fortaleza de la Mota.
Desde el paraje de los Llanos, la ciudad se  muestra en toda su plenitud, siempre con la fortaleza de la Mota como faro y guía de las diversas vistas. Desde aquellas barandillas de hierro, las vistas son impresionantes, destacando la parte norte, la central y la parte sur. La arquitectura vecinal se va mostrando con unas diferencias importantes, mientras en el sur las edificaciones son más actuales, con construcciones de ahora, abundando los pisos de vaarias alturas, con una serie de infraestructuras que van modificando la fisonomía alcalaína: el Edificio Joven, el Centro Hospitalario de Alta Resolución, la parte industrial de las fábricas de plástico de Condepols y la antigua Derprosa, emergen en la visión que desde lo alto de Los Llanos nos ofrece. El hospital ha supuesto un cambio en las miradas, este gran edificio acapara las vistas, como si fuese el centro de la salvación de la salud de los alcalaínos.
También destaca la Avenida de Iberoamérica, como una vía importante de esta parte sur.
En la parte centro hay un sinfín de vistas y de edificios que destacar, desde el Paseo de los Álamos que se muestra con todos los árboles que lo rodean y lo pueblan, hasta los diversos monumentos y edificios religiosos que la integran. Como la iglesia de San Antón, el Palacio Abacial, la Avenida de Andalucía, la calle Álamos, las Escuelas de la Sagrada Familia, todas estas edificaciones van conformando una Alcalá que se dirime entre lo antiguo y lo más moderno.

Igualmente, la parte norte ofrece toda una serie de vistas que impresionan al ‘mirón’ de turno. Especialmente el Llanillo, donde el que lo conoce puede ir imaginando los diversos edificios de principios del siglo XX, algunos decadentes pero que aún guardan su encanto. El mismo edificio del Ayuntamiento se muestra vivo con su reloj que sigue midiendo el tiempo. La calle Real como unión de lo medieval y de lo moderno y la Mota que sigue impertérrita, dando muchas visiones de ella, en las distintas horas del día.
La iglesia de Consolación sigue siendo el centro de los creyentes y en la parte norte se han ido construyendo otras edificaciones, la más novedosa es el Convento de las Trinitarias que desde hace pocos meses, ofrece otro gran edificio para la ciudadanía.
El Aula de la Naturaleza es otra de las edificaciones modernas y actuales que ha sido remodelada con otro gran edificio, con jardines y vistas que recogen lo mejor de la ciudad.
Alcalá sigue ofreciendo una serie de vistas que iluminan los ojos de los visitantes.

viernes, 26 de agosto de 2016

JORNADAS EN RECUERDO DE MICHAEL JACOBS Y MANOLO EL SERENO


La Sierra Sur sigue impregnada del espíritu que dejaron Michael Jacobs y Manolo ‘El Sereno. Estos dos hombres siguen siendo recordados por los vecinos de la comarca de la Sierra Sur y buena prueba de ello, es la celebración de las IV Jornadas Literarias Internacionales que desde ayer y durante el día de hoy se celebran en la villa de Frailes.
La jornada de hoy se inició con un paseo desde Frailes hasta la llamada ‘La Fábrica de la luz’, un paraje esencial en la obra del escritor inglés Michael Jacobs porque incluso del mismo tomó el nombre el libro que escribió dedicado a Frailes. En el intervinieron una serie de sus amigos, tanto de la zona como otros llegados de diversos puntos de España. Entre ellos, acudieron el poeta Manuel Molina, el periodista Jesús Pozo; Federico Bianchini, ganador de la beca Michael Jacobs en su segunda edición, así como la pintora Flavia Tótoro, el hermano de Michael Jacobs, el inglés Francis Jacobs; un gran hombre del periodismo y de la radio musical española como José Ramón Pardo y diversos vecinos y visitantes que llegaron para estas jornadas.

El fotógrafo Blas Prieto fue el encargado de dar una serie de explicaciones de los diversos lugares que se visitaron en el paseo. En primer lugar la caravana se dirigió al cortijo de Los Rosales, para pasar posteriormente a la Sierra del Trigo, allí Blas Prieto explicó el valor del monte de encinas para estas tierras, así como el asentamiento de los habitantes a su habitat natural como son los cortijos, valiéndose de su trabajo  en el que destaca el cuidado del ganado de ovejas y cabras, así como el cultivo de la tierra.
Por carriles peligrosos y en mal estado, la comitiva llegó hasta el lugar de ‘La Fábrica de la  Luz’, una derruida construcción donde a través de la fuerza del agua y con diversos artilugios se convertía en energía. El lugar es de una gran belleza, con numerosos árboles, cuevas excavadas en las paredes de época romana y sobre todo las encinas y las numerosas plantas, así como el agua que va en el cauce de los riachuelos que dan a todo el ambiente una gran paz y tranquilidad, así como una especie de microclima especial.

La vuelta a la villa de Frailes se produjo sobre las 13:00 horas, allí estaba previsto la inauguración de un mural que era una sorpresa para todos. Se trata de una pintura realizada por la artista chilena-mexicana Flavia Tótora, en la Casa de la Cultura. Al abrir el mural, se vió que era una pintura en la que se representaban las figuras de Michael Jacobs y de Manolo el Sereno, acompañados de otra figura que representaba un asno. Hecho que fue muy aplaudido por todos los presentes.

Anteriormente, se hizo una presentación de las Jornadas Literarias, por medio del profesor de Matemáticas, Manuel Caño, que destacó la importancia de estas dos personas para toda la comarca de la Sierra Sur, así como la fundación de la Asociación Maelse, que tiene como objetivo velar por el recuerdo de Michael Jacobs y de Manolo el Sereno. Asimismo, añadió que otra asociación se ha unido a este proyecto, la Fundación Inquietarte y también el Ayuntamiento de Frailes, por lo que el futuro de Maelse está asegurado para varios años.

Tras finalizar esta inauguración,  todos los participantes en estas jornadas se dirigieron al restaurante El Charro, donde degustaron una paella.
Las actividades continuaron a partir de las 19:00 horas, con un recital poético denominado ‘Mujeres Libres’ de Jesús Leiroz; otro recital de Haikus de Manuel Molina. Finalmente, hubo una cena de convivencia en el restaurante ‘La Tomatina

jueves, 25 de agosto de 2016

FRASES HECHAS, OTRAS INCOHERENTES


Paseo por Alcalá la Real y Frailes, mientras el sol de la mañana entra por el paisaje de Santa Ana. Veo murales de retratos antiguos que salen ahora en Facebook. Hago cola para ver una película entre palmeras y nieve y había cien personas haciendo cola que no pudieron entrar. La luna era cada vez más grande y se mantenía a la altura de la fortaleza de la Mota. Después, ví gente que desayunaba en el bar del Paseo de los Álamos y en la churrería. 
Alcalá me va volviendo de al revés, en un continuo intento de conocimiento. Ahora, hay un poeta en la Lonja del Arcipreste y otro se marchó a Granada porque quería jubilarse y escribir Sonetos del Ego. No salgo pero escucho lo que va sucediendo. En el Llanillo ya no colocan los toldos, pero le han puesto una visera climática al Centro de Mayores para que les de la sombra. 
Se toman medidas sociales para cuando lleguen los hombres de color.

He visto a Flavia Tótoro, a Nieves Concostrina, a Jesús Pozo y a Manuel Molina y escriben y pintan cosas al azar y comen tomates cultivados en su propia huerta. 
Hay gente que se despierta temprano y otros que duermen hasta el mediodía. Los jóvenes (algunos) trasnochan y luego estudian un Erasmus en el extranjero como si fuesen los últimos descubridores El carnaval de verano no se ha podido celebrar por falta de consenso. 
Suelo comer un plátano cada día por la mañana y detrás de un día viene otro. Hay ruidos en el hueco del ascensor. Una rata se tiró a la piscina. Chicos-chicas esto es la igualdad total. Es imposible formar gobierno o es una conspiración formal para aburrirnos. La corrupción anda suelta. Me hago un análisis de sangre y otro de orina. El Alzheimer ha recuperado toda la memoria. Las eléctricas contratan a pobres de la calle para sus puestos de altura. Hágase la PAC. Repartid subvenciones para llenad las cámaras de trigo y cereailes. 

Al amanecer sentí a un gallo cantar y lo hacía como antes: kikiriki, pero ahora me despierto con un smartphone y música suave. ¿Quién tiene prisa por morirse?
En el cortijo de los Rosales vive una mujer que dicen que tiene una buena filosofía para la vida y en los institutos quieren quitar la Filosofía e invierten 750.000 euros en el jardin de un ex ministro. Gallardón disfruta de una retirada a tiempo total, costeada por alguien. Felipe González gana más que Alfonso Guerra y no reparten nada a pesar de ser socialistas o quizás tengan una fundación.

miércoles, 24 de agosto de 2016

EL ENCANTO NATURAL DE LA ALDEA DE RIBERA BAJA


La aldea de Ribera Baja está escondida en la carretera que conduce desde Alcalá la Real a Frailes. 
En apenas unos cinco minutos se pueden recorrer los 8 kilómetros que la separan del municipio alcalaíno. Una vez allí, sorprende que casi no haya gente por su calle principal.
La aldea de Ribera Baja ofrece un paisaje natural que el tiempo no ha cambiado. Se puede dar un paseo por el barrio Alto, desde la entrada, a través de un sendero estrecho, rodeado de huertas y hortalizas, con un color verde de tonos variados. Más adelante, se pueden apreciar los pequeños arroyos que conforman el paisaje y lo caracterizan. El sonido del agua se va haciendo latente y el pequeño puente da fe de ello. Al mirar hacia abajo, el agua está presente, con diversos árboles que hacen más atrayente el paisaje.

Los viejos molinos de pan que se ponían en funcionamiento con el agua de estos arroyos han desaparecido, no obstante aún queda una panadería. Pero el Molino de Santiago Hidalgo ,donde María la Betuna iba a comprar pan para venderlo en Frailes, colocándose a la espalda unos 40 kilos de pan blanco y tras recorrer unos 8 kilómetros, lo vendía en Frailes,  aquél molino se ha convertido en una casa rural, bastante apta para pasar unos días.

En el barrio Alto se han asentado gentes de otros lugares. La primera de todos fue la holandesa Elizabeth Wagner que ha encontrado el lugar adecuado para vivir y pasar sus días en un lugar de encanto y en una casa antigua y amplia. Junto a ella, se ha incorporado el periodista Jesús Pozo que ha convertido un par de casas antiguas en un hogar para ayudar a las mujeres acosadas por la violencia de género. En la casa se respira tranquilidad y hay gente siempre, atraídos por la paz y la belleza de estos campos, además las casas se han rehabilitado sin cambiar su fisonomía natural, y se ha ideado una biblioteca donde se pueden leer unos centenares de libros.
La calle principal  se extiende desde la entrada donde se encuentra el centro social hasta la ermita de San Jerónimo, patrón de esta aldea. Las casas vacías se van alineando en esta calle y hay algunas que se venden, por unos 5000  o 6.000 euros se puede comprar una vivienda, aunque  hay que rehabilitarla porque está en malas condiciones.

Dicen que la aldea de Ribera Baja tiene su origen en el río de Frailes, que se lleva el nombre de Velillos, verdadero protagonista del poblamiento de la zona. La aldea se desarrolla por concentración de molinos y norias de regadío para molienda del trigo y de la aceituna. El poblamiento primero se localiza en cuevas horadadas en el terreno por sus propios habitantes, lo que constituye una de sus principales curiosidades. Actualmente, la aldea ha ido perdiendo población, pero el encanto lo riene a raudales y eso ha atraído a algunos viajeros.

martes, 23 de agosto de 2016

LAS HORTALIZAS SON UNA PASADA




Aún hay personas que no pueden prescindir de la hortaliza y cada año cultivan en su finca los tradicionales frutos como son el tomate, pimiento, sandía, melón, habicholillas o calabazas. Más que un trabajo es una especie de ritual agrícola en el que durante varios meses, se produce el milagro de convertir una serie de plantas o semillas, en variedades hortícolas que son consumidas en el hogar familiar, e incluso reparten las mismas entre amigos o familiares.
En Alcalá la Real, Frailes o Castillo de Locubín, todavía quedan gentes que son verdaderos magos en el cultivo de hortalizas. En la ciudad de la fortaleza de la Mota se está extendiendo este cultivo, con los huertos ecológicos que ha promovido el Ayuntamiento. Si damos un paseo por el carril-bici, se puede ver una serie de hortalizas junto a este camino. Los propietarios de las fincas prepararon el terreno en la primavera, colocaron las plantas como los tomates o pimientos, o plantaron las diversas semillas, velaron por ellas durante algún mes, y ahora, se pueden ver en las diversas  propiedades la ‘explosión’ de las hortalizas. Por entre los surcos, se ven salir grandes calabazas que algunas pueden pesar 80 kilos; entre las cañas preparadas para ello, los tomates verdes surgen y poco a poco van tomando su color característico, el rojo y el colorado, tomates hechos con entusiasmo, con un sabor inigualable que hacen suspirar al que los puede probar, nada que ver con los que consumimos de los invernaderos almerienses. Detrás de este tomate hay muchas horas de trabajo, muchos despertares, muchos riegos y mucho entusiasmo para poder dar ese fruto, pero vale la pena el esfuerzo, y eso a pesar de que casi nadie le da importancia a este tipo de cultivos. Además, los que se dedican a ello, no lo hacen para ganar dinero, sino como algo que llevan en su cuerpo que han aprendido de sus padres y abuelos. 

Hay gentes en todos estos pueblos de la comarca de la Sierra Sur que año tras año se dedican a realizar este milagro, el resultado es especial, al menos nos hacen sentir que otro tipo de alimentos naturales es posible.
Personas como Juan Antonio Marín, Miguel Montes, Enrique Cano, y muchos otros, no pueden remediar sembrar la hortaliza cada año, ir un día tras otro a observarla y cuidarla y al final, disfrutan sacando estos frutos a la tierra y aún más, regalando sus tomates, pimientos, berenjenas, pepinos y otros a quienes los rodean, es como una especie de ritual anual que los une a la tierra y a los hombres y mujeres que viven en esta comarca. 

LO SUPERFLUO NO ES VITAL



Cuando alguna persona que trabaja en los distintos medios de comunicación alcalaínos pregunta a los responsables políticos del gobierno local ¿Cuánto cuesta este programa? Nos miran extrañados como si fuese una pregunta insensata o fuera de lugar. Como si fuese algo inoportuno que no tienen porque contestar  y lo importante es que se hace y punto. Esto ha ocurrido con Etnosur que nunca se sabe lo que ha costado y recientemente en los Festivales de Agosto.
Parece como si el pueblo alcalaíno no estuviese preparado para soportar que el presupuesto de los Festivales de Agosto es tanto, una cantidad más grande o más pequeña y creo que no es para tanto. Es verdad que el PSOE es el partido que gobierna el municipio alcalaíno desde hace más de 37 años y tiene la preponderancia de realizar su programa de gobierno y también de tratar de promover todas las actividades que crea convenientes. Pero cuando se ha creado una Ley de Transparencia y aquí en el Ayuntamiento alcalaíno hay una sección que se encarga de ello, debería dar cuenta a los ciudadanos y a los medios de comunicación de lo que se está haciendo. Parece como si los ciudadanos y los medios de comunicación no estuviéramos bien formados para soportar lo que cuestan las cosas. O bien, hablar de dinero es algo que no es de buen gusto y no vale la pena ponerlo en la mesa.
Creo que la función de un gobierno local es esencial en la vida actual y se deben priorizar los gastos. Lo importante es que la gente tenga una vida digna y pueda comer, tener un trabajo, tener un techo, velar por su salud y su educación. Considero que muchas cosas de las que hacen los gobernantes locales son superfluas si antes no se han resuelto los problemas esenciales. Oír música, ver una obra de teatro, hacer deporte, etc., son actividades que tras la democracia han ido asumiendo los Ayuntamientos y otras administraciones. Esto no es necesario que se haga porque cada persona tiene unos gustos y existen medios para ver cine, hacer deporte o escuchar música sin que las arcas municipales se resientan.
Opino que es más conveniente y primordial que haya plazas de residencia de mayores para que en un momento determinado no tengamos que salir disparados de nuestro hábitat e ir a parar a cientos de kilómetros, a un lugar donde nadie nos conoce, pudiendo estar aquí, donde hemos vivido toda la vida.
Si de lo que se trata, es que tanto Etnosur, como los Festivales de Agosto y toda la programación ‘cultural’ sirva para dar prestigio y que Alcalá la Real sea un referente en Andalucía, no sé si eso se sostiene por sí mismo. Lo que si quieren los alcalaínos, es que haya trabajo para ellos y sus hijos, que sus impuestos sirvan para cosas importantes, que no haya deuda en el Ayuntamiento, que funcionen los servicios sociales, que las carreteras estén en un buen estado, que funcione el servicio de agua potable o que cualquier persona pueda estudiar y formarse sin ninguna complicación.
En fin, lo superfluo no se puede convertir en vital. Tirar cohetes lo puede hacer cualquiera, solo tiene que comprar una docena de ellos, irse a un lugar tranquilo donde no asuste a nadie y meter mecha a cada uno de ellos.

sábado, 20 de agosto de 2016

HABLANDO CON LA PINTORA FLAVIA TÓTORO




Me encontré con Flavia Tótoro en la aldea de Ribera Baja, en la casa de Jesús Pozo. Ella es una artista que ha hecho un mural para las Jornadas Literarias dedicadas a Michael Jacobs y Manolo El Sereno. Estaba en un patio de la casa rural, tratando de hacer una serie de marcos.
Me dijo que es mexicana, chilena e italiana y desde el año 2002 vive en Madrid. Vino a Frailes para la Fiesta del Vino del año 2015 y me contó que esta tierra le encanta.
Hablamos y me dijo que está aquí porque en cierta manera este viaje es una continuación de una visita que hizo hace un año para conocer la zona, a través de Jesús del Pozo, vine a conocer el mar de olivos, Alcalá la Real y su proyecto de Ribera Baja. Aquella primera vez llegué y tomé apuntes y conviví con la naturaleza; a partir de ahí, hice un trabajo de pintura en Madrid y he vuelto otra vez para este encuentro de las Jornadas Literarias dedicadas a Michael y al Sereno. He hecho un mural conmemorativo para estas dos personas. Me ofrecieron este trabajo y dije que sí. Más que nada es un retrato de ellos, a través de una foto de ellos dos con un burro en medio y es muy significativa.
Flavia dice que la gente y el paisaje de aquí le parecen maravillosos. Es un lugar muy variado, a pesar de que la naturaleza y todo lo que veo casi todo son olivos. Es bonita la mezcla que hay entre lo que son los almendros, las nueces, los higos y este paisaje tan ordenado, tan así como peinado, pero es precioso, es una maravilla.
-¿Qué te aporta?
-Pues siempre para una persona que pinta y a mí me encantan los árboles, siempre he pintado paisajes, me da otra perspectiva, nunca había visto un mar de olivos, esa extensión visual de cerros y lomas, llenas de estas plantaciones y con luna llena veo un paisaje espectacular porque el suelo es blanco como plata y estas motas negras que empeinan. Todas estas cosas me inspiran siempre. 

Me comentó que era bonito tener la oportunidad de pasar y ver el paisaje, como la Mota en Alcalá la Real sino que la primera vez llegué para la fiesta del vino y de la morcilla, fue bonito compartir esa fiesta y compartir con la gente en esos momentos, que no fue solo venir, mirar, saludar e irte, sino que conocí otro aspecto, el humano y es inspirador estar aquí, además es la calma, la quietud, el calor, la frescura en la noche. Los atardeceres aquí son espectaculares y ahora con luna llena son una maravilla.
-¿Tienes algún otro proyecto?
-Bueno, tengo ganas de terminar el mural que queda ahí en la Casa de la Cultura de Frailes y también voy a mostrar algunas telas que traje como continuidad a esa primera visita que hice y más adelante hacer una exposición grande. También hablamos de Michael y El Sereno y destacó el amor que ellos tenían y esa amistad tan bonita de personas con realidades tan distintas como lograron un cariño y una amistad tan poderosa y el interés de ellos por la tierra.
También me contestó que el proyecto de Jesús Pozo en Ribera Baja es interesante, que está como en pañales, está todavía desarrollándose y me emociona como él le va dando forma cada día. Es una persona súper inquieta y decidida hacia sus proyectos. Cada persona que voy conociendo aquí tienen algo, tienen una inquietud, como Manuel Molina el de los Haikus.

Finalmente, me contó que espera seguir viniendo por aquí y que le salga, más adelante, una exposición. Me llevo un gran bagaje de sensaciones para poder pintar en Madrid.
Sobre España, dijo que le interesaba porque está cerca del arte que estudió en la escuela, con museos y exposiciones y diversos artistas. Me siento como en casa en España, puede ser por el idioma y no he dejado de sentirme libre en ninguna parte. Me empapo todo el rato de cosas nuevas.        

COCO, EL GATO DE ANTONIO JIMENEZ

Me encontré con Antonio Jiménez que siempre me cuenta cosas interesantes. Esta vez me habló de su gato Coco que le hace compañía y es como alguien que le alegra la vida. Me contó que lo saca a pasear todos los días por la mañana temprano. También, que es cariñoso e independiente. Los animales forman parte de nuestras vidas. Hay gente que los tienen y los cuidan como si fuesen parte de la familia, otros no tanto, porque he visto algún perro que está encerrado todos los días y no lo sacan a la calle. En fin, tengo muchos amigos que tienen perros y gatos, como Carmen que tiene un gatazo enorme y bonito. Belén que tiene a su perro como si fuese un hijo. Yoli tiene a Elvin, un perro inteligente, dinámico y elegante. Rosi tiene varios perros y mi hija tuvo una gata que se llamaba Asia. 
En el Paseo de los Álamos hay una colonia de gatos, desde hace varios años; hay una mujer que les lleva comida todos los días, como si fuese una obligación. Los gatos del paseo forman ya parte de este lugar.


miércoles, 17 de agosto de 2016

VUELVEN LAS OLIMPIADAS A FRAILES


La villa de Frailes prepara una nueva edición de sus Olimpiadas. En esta ocasión se trata de la V edición de las Olimpiadas de Juegos Tradicionales de Frailes, idea que surge en su momento para intentar recuperar los juegos más tradicionales y antiguos y que ha tenido gran aceptación desde su primer año de celebración.
La nueva edición dará comienzo el próximo sábado día 20 de agosto  a partir de las 20:00 horas con el tradicional desfile olímpico hasta el recinto ferial de las Eras del Mecedero donde se realizará la presentación de las selecciones y el encendido de la antorcha olímpica de Frailes, celebrando a continuación dos de las pruebas de la competición: la carrera de la alpaca y la comba.
Durante la mañana del domingo 21 de agosto,  las siete selecciones participantes compuestas por 16 integrantes comenzarán con una jornada intensa llena de distintas pruebas y que exige el máximo esfuerzo y preparación física para poder sobrellevar pruebas como la carrera de sacos que se celebrara entre la calle Santa Lucia y Avenida de Andalucia, la soga, el pañuelo y la carretilla que tendrá como centro de atención el pabellón municipal y la celebración de una de las pruebas  estrella  de las Olimpiadas como es ‘la silla’ que tendrá lugar en la plaza Miguel Cervantes.

Ya en la jornada de tarde se pretende celebrar uno de los juegos de más existo de la edición anterior, el conocido como “Pim, Pam, Pum bocadillo de atún’ y la ‘ La Queama’ en el patio del colegio Santa Lucía. Para terminar se realizará la entrega de premios en el recinto ferial y además esta previsto que a lo largo de la tarde se presente alguna sorpresa para animar y dar aliento a los participantes.
Estos juegos tradicionales han tenido una gran acogida entre los vecinos y visitantes que intervienen en ellos, así como al público que va a disfrutar viéndolos, por ello las calles de la villa de Frailes se llenan de gente y hay una gran actividad en esas jornadas.

martes, 16 de agosto de 2016

VALORACIÓN DE LOS FESTIVALES DE AGOSTO 2016




Los Festivales de Agosto pasaron cómo pasa el tiempo, una actuación tras de otra y dejaron su impronta en los vecinos y visitantes. No cabe duda que la gente que acudió a los diversos espectáculos, han sido los árbitros de los mismos y en general la nota que le dieron ha sido buena, a través de su presencia.
Estos festivales se iniciaron con un homenaje a Lirio José Palomar, director que fue de la coral Alfonso XI, y el día 31 de julio se le hizo un homenaje, en un lugar como la iglesia de Consolación, con tres corales y la orquesta Musicum Consensus. Y el público respondió llenando el templo hasta lo alto.
La exposición de ‘La vida cotidiana en la Alcalá del siglo XX’ aún sigue abierta y se puede visitar hasta el 25 de septiembre. La acogida fue interesante y las visitas han sido constantes. Puede ser el germen de un futuro museo de artes tradicionales, que con la ayuda de los vecinos, se podrá formar una gran colección de utensilios. Formando un buen legado patrimonial del municipio y donde el visitante puede contemplar escenas de todo tipo.
La llamada ‘Noche en Blanco’ supuso una buena novedad para estos días de fiesta, con todas las puertas abiertas. Y la gente acudió a todos los eventos, Alcalá fue una especie espectáculo total, con todo gratis y los vecinos y visitantes lo pasaron bien. Aunque hubo algunos que se quejaron, como algún músico de los que tocaron en la plaza del Ayuntamiento, diciendo en las redes sociales que los responsables municipales no se habían interesado por ellos, no les dieron las gracias porque no cobraron y ni siquiera le dejaron las puertas de la Casa Consistorial abiertas por si necesitaban algo. 

El concierto del Barrio, programado para el día 6 de agosto era esperado por mucha gente. La no celebración dejó muchas dudas, hubo un accidente del director musical y no se celebró, pero esto contribuyó a especular sobre este evento porque el aforo de unas 3.000 entradas no se vendió y parece que a todos les vino bien el final del mismo.
La Pep Ventura en su concierto homenaje a Lirio J. Palomar del día 7 de agosto ofreció un espectáculo musical muy completo y con un gran pundonor de los músicos y su director, por lo que los espectadores lo agradecieron y lo aplaudieron, siendo un gran evento musical y de primer orden. 

La compañía Borabu presentó un espectáculo musical sobre Abba, que gustó al público y pasó un buen rato animado por la música de aquellos tiempos.
El gran Dimitri hizo reir a niños y mayores en el Paseo de los Álamos y el Hamlet del Teatro Clásico de Sevilla puso en pie al público y fue aplaudido durante varias veces. El tango de ‘La Revirada Tango Club’ fue un espectáculo histórico que dio a esta danza sensual un efecto mágico. Y el teatro de ‘La asamblea de las Mujeres’ fue un acierto para un público que pasó un tiempo agradable. Finalmente, el flamenco tuvo un gran escenario, con viento y con un homenaje a José Menese.
Es este tipo de festivales el que quiere el público alcalaíno, puede ser, porque a los diversos espectáculos acudió la gente, y hubo público para todos, en unos más que en otros. Ahora bien, la fórmula no se ha desarrollado suficientemente, porque faltó lo del Barrio. Sigo pensando que la gente debe pagar para ver a sus artistas favoritos y lo hace y se desplaza a donde actúan.